Tras la fiesta clandestina llevada adelante el último fin de semana en Nordelta, el intendente Julio Zamora manifestó que “sin un compromiso ciudadano es muy difícil bajar los contagios” de coronavirus.

«La Policía de la provincia de Buenos Aires intervino junto al área de Protección Ciudadana del Municipio para cesar con la fiesta, en la que se detuvieron a tres personas. Hubo una infracción al código contravencional y un incumplimiento al DNU dictado por el Presidente de la Nación (Alberto Fernández)», aseguró el jefe comunal.

Al respecto, Zamora continuó: «El caso de Nordelta se hizo visible pero también hubo registro de fiestas clandestinas en la zona de Islas. En ese sentido, el trabajo de investigación articulado entre las fuerzas policiales provinciales y municipales nos permite anticiparnos a las convocatorias de estos eventos. Frente a estos casos, es fundamental llevar adelante un monitoreo efectivo y actuar en consecuencia para evitar este tipo de concentraciones no autorizadas que peligran el aumento de contagios por Covid-19».

Por último, el jefe comunal concluyó: “La población debe tomar conciencia del momento que estamos atravesando; nosotros siempre lo decimos: el gobierno por sí solo no puede llegar a una administración de la pandemia. Cuando hay normas hay que respetarlas e ir a fondo con aquellos que desconocen la gravedad de la crisis».