El intendente Julio Zamora cuestionó el nuevo incremento tarifario en el servicio eléctrico anunciado por el gobierno nacional, que implicará un ajuste de entre 60% y 148% para los usuarios de Edenor y Edesur.

“Es un nuevo tarifazo contra el pueblo, un golpe a los trabajadores, a los que menos tienen. La medida también va a afectar seriamente a los clubes de barrio y a las pymes, que durante el año pasado ya han sufrido fuertemente los coletazos de la crisis”, advirtió el jefe comunal.

El mandatario manifestó que le preocupa que la tarifa social no alcance a todos los sectores vulnerables del distrito. Y explicó: “Hay muchos vecinos que a pesar de no estar incluidos en la tarifa social son electrodependientes, o utilizan solo electricidad, como por ejemplo la población de las islas de nuestro Delta”.

El intendente también criticó a la administración de Mauricio Macri por las interrupciones reiteradas del servicio que se registran a nivel local: “Con el mismo ímpetu con el que aumenta tarifas, el gobierno debiera controlar el trabajo de las empresas distribuidoras de electricidad. La cantidad de cortes que hemos sufrido en Tigre en estos meses demuestran que no se las está controlando bien”.

“El tarifazo de la luz, junto con los aumentos de los peajes y las prepagas, van a impactar fuertemente en el poder adquisitivo de los argentinos. Con una inflación que no cede y un desempleo que crece, estas nuevas medidas de ajuste solo van a generar un agravamiento de la crisis social, un aumento de la pobreza”.

Finalmente, Zamora reclamó al gobierno nacional una “mayor sensibilidad social”, porque “los trabajadores ya no pueden seguir soportando nuevas medidas de ajuste contra su bolsillo”.