coparticipacion

El intendente Julio Zamora consideró que el aumento de la coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) fue «inoportuno» y remarcó que en primer término el gobierno nacional tendría que haber considerado a la provincia de Buenos Aires. No obstante, señaló que lo correcto es que «el Poder Ejecutivo siente a todos los sectores en una misma mesa para un reparto justo que garantice prosperidad para todos».

Con respecto a la participación de Sergio Massa en la comitiva presidencial que formó parte del foro de Davos, el jefe comunal opinó que «si bien su rol es el de mostrar hacia el mundo una Argentina unida, en diversas cuestiones planteadas por el oficialismo ha señalado sus diferencias. La Argentina necesita una oposición responsable y eso lo representa el Frente Renovador».

En declaraciones a Radio Del Plata, el mandatario local manifestó su descontento con el decreto impulsado por el presidente Mauricio Macri a través del cual se aumentó la coparticipación que recibe la Capital Federal, de 1,40% a 3,75%. «Creo que el primer gesto de coparticipación tendría que haber sido para la provincia de Buenos Aires, que ha sido castigada por muchos años. Los resultados los vemos nosotros en cada uno de los municipios, con asignaturas pendientes en materia de seguridad, salud, educación e infraestructura», explicó.

«Si queremos ser un país federal, tienen que sentarse en una mesa todas las jurisdicciones para hacer un reparto justo y equitativo que lleve prosperidad a todo el territorio», añadió el intendente massista.

Zamora también se refirió a las expresiones de Macri con respecto a la figura de Massa como dirigente del Partido Justicialista: «El Presidente no pertenece al peronismo, por lo que sus opiniones no cuentan».

Sin embargo, el jefe comunal señaló que la diáspora que está sufriendo el Frente para la Victoria (FPV) entre sectores ultrakirchneristas y los otros, hacen que Massa surja como líder natural de la oposición.

Y sobre el rol de Massa en Davos, el mandatario local consideró que «su actitud configura un cambio en la cultura política argentina». Y destacó: «Hacia afuera debemos mostrarnos con la camiseta argentina, defendiendo políticas de Estado y atrayendo inversiones que generen crecimiento económico y empleo, pero hacia adentro planteamos nuestras diferencias como espacio de oposición».