A través del Decreto Municipal 833/21, el intendente Julio Zamora estableció la tolerancia cero de alcohol al volante en todo el distrito, que entró en vigencia hoy. Para garantizar su cumplimiento, se reforzarán los controles con agentes de tránsito.

La norma «prohíbe la concentración de alcohol en sangre –más de 0 gramo de alcohol por litro de sangre– para quienes conducen cualquier tipo de vehículo a motor existente en la vía pública», explicaron desde la Comuna y adelantaron que quienes no cumplan con esta disposición pueden recibir multas o inhabilitaciones para conducir, que incluyen la retención de las licencias.

«Con esta medida, lo que se pretende es seguir trabajando en materia de concientización vial y reforzar esto con controles y señalizaciones», explicó Zamora.

«La Agencia Nacional de Seguridad Vial ha mostrado que el 50% de los accidentes viales obedecen a la ingesta de alcohol. Esto es un motivo suficiente para que tomemos esta medida en resguardo de nuestros vecinos, de quienes manejan y de las eventuales víctimas», agregó el jefe comunal en diálogo con TN.

Sobre el funcionamiento de los operativos de control, el intendente detalló: «Si al conductor se le hace el test de alcoholemia y resulta que ingirió, la decisión que tiene el Municipio es la de labrar un acta y puede haber retención del registro. También se le exige la concurrencia obligatoria del infractor a un curso de reeducación vial».

«Estos cursos ya los venimos dando con aquellas personas que tenían más de 0,5, y realmente han dado resultado porque, en un gran porcentaje, las personas que asisten no vuelven a tener estas conductas», concluyó Zamora.