La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) realizó una inquietante denuncia: el agente del COT que protagonizó la violenta detención de un trabajador en Benavídez, cuyo video se viralizó a través de las redes sociales, «es el mismo» que cuando se desempeñaba como policía «fusiló a tres pibes».

El uniformado fue identificado como Héctor Eusebio Sosa y se lo vinculó con los asesinatos de Víctor Manuel «Frente» Vital, de 17 años, en 1999; y de Jonathan Lorenzo, de 19 años, y Jorge Andrés Martínez, de 24 años, en 2006; durante persecusiones policiales y en casos de «gatillo fácil».

La imagen de Sosa sosteniendo del cuello a José Ojeda, quien estaba tirado en el piso, con la cabeza ensangrentada, cosechó muchas criticas en los últimos días de usuarios de distintas redes sociales.

Horas más tarde de la plublicación del video, la Correpi efectuó la grave denuncia contra este sujeto, a la que se sumaron otras organizaciones, como la Campaña contra la Violencia Institucional y la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte.

A través de un comunicado, desde la Campaña contra la Violencia Institucional apuntaron contra el Municipio: «Es urgente saber cuáles son los criterios por los que se contrata al personal para esta patrulla de prevención, denunciada de forma recurrente por sus detenciones arbitrarias y golpizas a jóvenes de las barriadas más humildes del distrito».

En el mismo sentido, a través de otro escrito, se pronunció la Comisión por la Memoria: «Las autoridades responsables, en este caso del Municipio de Tigre, hacen caso omiso a los antecedentes y contratan a personajes oscuros y siniestros para brindar (in)seguridad a los vecinos en los barrios».

Por otra parte, contra Sosa también se registran denuncias de violencia familiar y abuso sexual de una expareja y su hija, que no avanzaron en el ámbito judicial.