Personal del Centro de Operaciones Tigre (COT) detuvo a dos ladrones en un auto robado tras una frenética persecución por las calles de Tigre Centro. Las cámaras de videovigilancia registraron toda la escena protagonizada por los móviles de seguridad hasta interceptar al vehículo en el que se desplazaban los sujetos, quienes quedaron a disposición de la Justicia.

El hecho se inició cuando la central de monitoreo alertó a sus agentes para que se dirigieran a la intersección de la Avenida Juan B. Justo y Acceso Norte, porque efectivos policiales de San Fernando seguían de cerca a un Volkswagen Fox gris.

Los sujetos a bordo habían intentado robarle a un motociclista en la zona y al percatarse de la presencia de los uniformados se dieron a la fuga. Luego de cruzar los datos de la patente, se supo que el auto en el que se transportaban había sido sustraído en el barrio La Horqueta, del partido de San Isidro, el pasado 13 de noviembre.

Mientras los malvivientes enfilaban hacia Carupá, se activó el sistema de cerrojo digital a través de las cámaras de seguridad repartidas por el distrito con el fin de captar su recorrido con suma precisión. Al arribar al lugar, el personal del COT vio cómo los ladrones se escapaban raudamente esquivando en zigzag a las unidades de San Fernando.

Ya en Tigre, la persecución continuó a toda velocidad, primero por las inmediaciones del Hospital Materno Infantil, donde uno de los patrulleros del COT intentó desestabilizar al automóvil con el objetivo de detener su marcha, y luego por la Avenida Crisólogo Larralde.

Después de cruzar por debajo del puente de Acceso Norte, en una maniobra peligrosa el auto ingresó a una estación de servicio y regresó a la avenida. El último tramo de la persecución llegó cuando uno unidad del COT consiguió interrumpir la marcha de los ladrones al hacer contacto con el flanco trasero del vehículo.

De esa manera, el conductor perdió el control y colisionó contra un poste. Sin embargo, ambos ocupantes buscaron escaparse a pie en dirección al barrio Los Tábanos, pero a los pocos segundos fueron detenidos por los efectivos. Los malvivientes fueron traslados a la dependencia policial y quedaron a disposición de la Justicia.