El ajedrecista Lionel Amato, vecino de Don Torcuato, viajará el próximo 1° de diciembre hacia Santiago de Chile para representar al país en el Campeonato Sudamericano. Allí, se cruzará con los mejores competidores del continente y otros de distintas latitudes invitados.

En la previa de su viaje, el representante local se reunió con el intendente Julio Zamora, un aficionado a esta disciplina. «Es un orgullo que un vecino del distrito nos vaya a representar en el Campeonato Sudamericano. Es un torneo internacional de gran importancia y que requiere mucho esfuerzo para llegar. Desde el Municipio queremos brindarte un apoyo para que puedas cumplir tu sueño y llevar la bandera argentina y la tigrense a lo más alto», le dijo el jefe comunal al ajedrecista.

Para clasificar al Sudamericano, el torcuatense primero compitió en el Campeonato Argentino, al cual solo están invitados los 50 mejores del país. Entre ellos, Amato resultó quinto.

«Me acuerdo de chico que jugar al ajedrez era lo más grande que había, lo mismo que para otros era jugar a la pelota. Por eso, invito a todos los niños a probar y ver que es muy divertido. Acá hay buenos torneos y buenos profes», relató Amato, quien agregó: «El Municipio me ayudó bastante, porque no tenía la posibilidad económica de hacer este viaje y ellos me cumplieron un sueño. Sin ellos, no hubiese podido».

El Municipio, a través de su Agencia de Cultura, impulsa diversos encuentros y torneos de ajedrez de carácter libre y gratuito. Además, lleva adelante talleres a lo largo de todo el año destinados tanto a jugadores avanzados como a principiantes.

El director general de Promoción e Inclusión Cultural, Alejandro Moyano, explicó: «En Tigre, buscamos brindar las oportunidades a todos los chicos de que puedan explorar y mejorar en sus disciplinas. Por esa razón tenemos variados talleres culturales, entre los cuales el de ajedrez es uno de los más requeridos. Además, este año organizamos un torneo Chessniacs para aquellos que quieran competir puedan dar sus primeros pasos en el distrito».