La empresa automotriz fabricará 27 mil unidades más a partir del año próximo.

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde, en la Casa Rosada, al titular de Toyota Argentina, Daniel Herrero, quien le comunicó que la empresa aumentará la capacidad productiva anual de su planta de Zárate en 27 mil unidades adicionales a partir de 2022 y generará 500 puestos laborales.

Del encuentro también participaron el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario general de Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, informaron fuentes oficiales.

La utomotriz informó que aumentará la capacidad productiva anual de su planta en 27 mil unidades adicionales a partir del año próximo.

En un comunicado, la compañía sostuvo que «para responder a una demanda creciente en la región de los modelos Hilux y SW4» que se producen en Zárate, «acelerará el ritmo de producción con la incorporación de 500 nuevos puestos de trabajo directos».

La empresa destacó que «este incremento se traduce también en la creación de alrededor de 1.000 nuevos puestos en la cadena de valor, conformada por más de 260 proveedores y subproveedores de autopartes y componentes en el país».

«El aumento de la capacidad productiva es fruto del trabajo en conjunto y el diálogo constante con sindicatos, proveedores y las autoridades gubernamentales de las diferentes jurisdicciones, que comparten el objetivo de robustecer a la industria automotriz argentina y promover el desarrollo», remarcó la firma de origen japonés.

Respecto de sus ventas, la empresa enfatizó que «el 80% de la producción de Toyota Argentina se exporta a 23 países de América Latina, gracias a una estrategia de especialización que favorece el superávit comercial de la operación».

Desde el inicio de sus actividades en 1997, la compañía lleva producidas más de 1.500.000 unidades, de las cuales más de 1 millón se exportaron a la región.

Durante 2021, la firma alcanzará su récord histórico de producción, con 146 mil unidades en total. De esta manera, se consolidará como la primera automotriz en producción, en exportaciones y también en ventas en el mercado interno.

«Esta nueva inversión de Toyota muestra la confianza de la compañía en las oportunidades que presentan Argentina y América Latina», concluyó la compañía.