El legislador del Frente de Izquierda y dirigente del Partido Obrero visitó el distrito.

El legislador porteño del Frente de Izquierda y dirigente del Partido Obrero, Gabriel Solano visitó ayer el distrito para mantener una charla con trabajadores ocupados y desocupados. Durante el encuentro en el barrio Las Tunas, se refirió al índice de inflación anunciado por el Indec.

«La inflación del mes de agosto es del 7%, confirma que el 2022 terminará con un índice inflacionario del 100%, lo cual triplicará el porcentaje previsto en el presupuesto elaborado por el gobierno para el año en curso. Esta aceleración inflacionaria, que ya marcha con un piso del 6%, es el resultado del acuerdo pactado con el FMI cuyas medidas no hicieron más que agravar el aumento de los precios. El programa que (Sergio) Massa ha pactado en su reciente gira por los Estados Unidos echará aún más leña al fuego. Los tarifazos anunciados para los servicios públicos, la emisión monetaria para beneficiar al capital sojero y la mayor devaluación del tipo de cambio oficial impactarán todavía más en la inflación de los próximos meses. Las consultoras privadas relevaron que solo durante la primera semana de septiembre el aumento de los alimentos rondó el 2.3%», contextualizó el legislador.

«Aunque el gobierno diga que quiere combatir la inflación, lo cierto es que esta se ha convertido en el recurso principal para poder lograr las metas pactadas con el FMI. Es que gracias a la inflación aumenta la recaudación impositiva mientras se licúa el gasto público, en especial el que se destina para el pago de salarios, jubilaciones, la educación y la salud. Además de esta desvalorización por inflación, el ministro Massa ha aplicado recortes nominales de miles de millones de pesos», agregó el dirigente del PO.

«Mientras la inflación ajusta a los de abajo, los de arriba están obteniendo beneficios extraordinarios. A los sojeros y exportadores, por ejemplo, el gobierno les acaba de conceder un dólar especial por el cual obtendrán un beneficio de 300 mil millones de pesos, lo que equivale a todo lo recaudado por el llamado ‘impuesto a la riqueza’. Esto prueba que la inflación opera como una transferencia de recursos de los trabajadores a los capitalistas», analizó Solano.

«El kirchnerismo avala plenamente este ajuste del mismo modo que lo hace la burocracia sindical que le responde, que se saca fotos con el embajador de los Estados Unidos. Son los responsables del ajuste contra el pueblo», concluyó el dirigente.