audiencia

La audiencia pública por el impacto ambiental que genera el emprendimiento inmobiliario conocido como Remeros Beach, que la empresa Vizora ya comenzó a construir en la localidad de Rincón de Milberg, se extendió durante más de cinco horas, durante las que se sucedieron las exposiciones en el Museo de la Reconquista.

Más de 150 asistentes, entre académicos, representantes de organizaciones sociales, ambientalistas, profesionales, empresarios y vecinos manifestaron sus opiniones, en su mayoría relacionadas con la preocupación sobre las consecuencias del avance desmedido de los barrios privados en el distrito. También participó un grupo de trabajadores de la construcción referenciados en la UOCRA, quienes increparon en más de una oportunidad a los oradores que se oponían al desarrollo urbanístico.

Puntualmente, el proyecto denominado «Remeros Beach Home & Resort» contempla la edificiación de varias torres de lujosos departamentos al pie de una laguna de agua transparente y playa con arenas blancas, en un predio que actualmente está ocupado por humedales y bañados que cumplen la función natural de escurrir el agua y evitar inundaciones ante las frecuentes lluvias y sudestadas.

La audiencia pública se inició con una breve presentación de la iniciativa llevada adelante por el representante de la empresa constructora Vizora, que está vinculada al Banco Macro de Jorge Brito. Luego, la amplia mayoría de los oradores manifestaron su preocupación frente a este proyecto y expusieron sobre el incumplimiento a las normativas vigentes.

A su turno, el presidente del bloque de concejales del Frente para la Victoria, Federico Ugo, expresó: «Queda claro que quienes defienden este proyecto hablan del progreso y del desarrollo de manera abstracta, mientras que nosotros consideramos que el progreso tiene que expresar el crecimiento de toda una comunidad de manera integrada, poniendo la calidad vida de cada vecino por encima de la rentabilidad económica de un negocio privado».

Por su parte, diferentes especialistas se enfocaron en las consecuencias dañinas para toda la comunidad que causaría la finalización de este megacountry. También señalaron las incongruencias y las omisiones que aparecen en el informe de impacto ambiental ofrecido por Vizora.

Entre los oradores, estuvieron la geógrafa Patricia Pintos; el ambientalista Martin Nunziata, de la Asamblea del Delta y Río de la Plata; el ambientalista Ricardo Barbieri, de El Tigre Verde; Nidia Marinaro, del equipo de arquitectos de Rodolfo Livingston; el director del CELS, Santiago Sánchez; el presidente de la Asociación Justicia Ambiental, Fernando Rodríguez; Silvia Alonso, de EDIPA; Valentín Palma Callamullo, del Movimiento en Defensa de la Pacha; Jorge Svaton, de la Asamblea Amigos del Humedal; Fernando de Guidici, de la Asociación Comunitaria Abra Vieja; entre muchos otros.