La ceremonia de Ara Pyahu se lleva a cabo el próximo domingo en Dique Luján.

La Comunidad Indígena Punta Querandí invita a participar de la celebración del Ara Pyahu (año nuevo guaraní), que se llevará a cabo el próximo domingo 25 en su territorio ubicado en calle Brasil y Canal Villanueva, en la localidad de Dique Luján.

«Trascendiendo las fronteras, en el área metropolitana de Buenos Aires diversos sectores de la gran nación guaraní comenzaron a reunirse en la última década para celebrar la ceremonia del Ara Pyahu, una tradición muy fuerte en comunidades mbya de la provincia de Misiones y Paraguay», explican desde la comunidad indígena local.

«Con el florecimiento del lapacho, los guías espirituales (opygua) de cada aldea hacen bendiciones para los niños, las mujeres, los hombres, para el monte, para los animales, para las plantaciones y para la salud, en una conmemoración que se repite cada primavera», agregan sobre la ceremonia.

Sobre la actividad de este domingo, detallan: «Se realizará la bienvenida frente al Museo Autónomo de Gestión Indígena y el Monumento a la Yaguareté, y desde allí nos adentraremos por uno de los senderos hasta el opy (templo o casa de oración de paja y barro), uno de los espacios espirituales del territorio».

Después de la ceremonia, se compartirá un almuerzo fresco, «por el cual se recibirán aportes voluntarios para colaborar con los proyectos comunitarios de Punta Querandí», remarcan.

A continuación, será el turno de un festival musical que contará, entre otros artistas, con la participación de la Comunidad de Sikuris del Arco Iris, Sikuris Ahihaymanta y la cantante folclórica Ariadna Camacho, de Benavídez. Además, desde la provincia de Chaco, el profesor intercultural bilingüe Pablo Cristian Santos, de la Comunidad Moqoit El Pastoril, interpretará canciones en su lengua natal.

Durante la jornada festiva, también habrá lectura de cuentos en castellano y guaraní, a cargo de Darío Juárez y Verónica Gómez, autores del libro Voces Nativas de América en Buenos Aires.

Entre otras propuestas, se podrá visitar el Museo Autónomo de Gestión Indígena y adquirir productos y artesanías del local que la Unión de Pueblos Originarios de Tigre y Escobar tiene en el Puerto de Frutos.

Para facilitar la llegada desde Tigre Centro, el Municipio dispondrá de un colectivo que trasladará a los asistentes desde la estación de trenes hasta Punta Querandí, en forma gratuita, a las 10.30 de la mañana, y los regresará al mismo punto de partida al finalizar la celebración, a las 19.

«La primera celebración del Ara Pyahu en Punta Querandí fue en 2011, pero desde el 2016 se convirtió en una de las ceremonias más convocantes a partir de un hecho lamentable: la destrucción del opy por parte de quienes pretendían adueñarse del territorio para sus negocios inmobiliarios», recuerdan y destacan: «La lucha siguió tomando cada vez más fuerza pese a los diversos juicios de desalojo impulsados por la empresa EIDICO»

Desde septiembre de 2019, cuando se llevó a cabo la última ceremonia abierta, antes de la pandemia, se produjeron «numerosos triunfos han cambiado el contexto», valoran desde la Comunidad Punta Querandí. Entre estos, se encuentran la aprobación de la ordenanza de protección de los humedales continentales, la firma del Convenio de Propiedad Comunitaria, la formación de la Unión de Pueblos Originarios de Tigre y Escobar, la concreción de las devoluciones y los reentierros de restos humanos ancestrales, la realización de los cursos de idiomas indígenas financiados por el Municipio y la apertura de un local de ventas en el Puerto de Frutos.

«Estos avances se alcanzaron casi dos décadas después de los hechos que despertaron la conformación de la Comunidad Indígena Punta Querandí: la aparición de restos arqueológicos que hicieron visible la destrucción de enterratorios indígenas por el avance indiscriminado de los barrios privados de ‘Nordelta’ y ‘Villa Nueva’, que arrasaron los humedales continentales en una zona ancestralmente habitada por querandíes, chanás y guaraníes», concluyen desde el colectivo pluriétnico asentado en Dique Luján.