Desde la comisión organizadora del 31° Encuentro Nacional de Mujeres repudiaron la represión policial registrada frente a la Catedral de Rosario, en el marco de la movilización desarrollada anoche como parte de las jornadas que congregaron a 70 mil personas en la ciudad santafesina.

«Desde la Comisión Organizadora del 31° Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario repudiamos enfáticamente cualquier tipo de represión», señalaron en un comunicado oficial difundido a través de redes sociales.

Desde el grupo organizador cuestionaron el accionar de los miembros de las fuerzas de seguridad en la intersección de las calles Buenos Aires y Santa Fe y sus alrededores, en las inmediaciones de la Plaza 25 de Mayo, a metros de la Catedral, donde también fueron agredidos con gases y balas de goma periodistas y reporteros gráficos que registraban los sucesos.

En el comunicado, agregaron que «los hechos sucedidos durante la marcha, principalmente, pusieron en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres» que se autoconvocaron a una de las ciudades más populosas del país.

Los incidentes ocurrieron poco después de las 22, cuando un grupo de mujeres se desprendió de la columna principal de la marcha del Encuentro Nacional, que tenía como destino el Monumento a la Bandera, para apostarse frente a la Catedral donde una decena de hombres rezaban un rosario.

«Esta Comisión Organizadora trabajó durante 11 meses para garantizar que este Encuentro sea exitoso, pacífico y seguro», aclararon las organizadoras en el mensaje publicado en Internet.