La Unión de Pueblos Originarios presentó los proyectos al Municipio para ampliar esta «política pionera».

En 2023, se duplicarán los talleres para aprender o recuperar idiomas indígenas que se desarrollan en el distrito. Con este fin, días atrás la Unión de Pueblos Originarios presentó formalmente al Municipio los proyectos para financiar los cursos de guaraní (avañe’ẽ), quechua, qom (la’aqtac) y moqoit (la>qaatqa).

De esta manera, se busca avanzar en el cumplimiento del compromiso político asumido por el intendente Julio Zamora en una audiencia con referentes de distintas comunidades indígenas locales y regionales, realizada en el invierno pasado.

Según lo previsto, durante el año próximo los talleres se llevarán a cabo dos cuatrimestres (de marzo a julio y de agosto a noviembre) principalmente bajo una modalidad virtual, aunque también incluirán algunos encuentros presenciales.

El proceso para implementar esta iniciativa se inició a fines de 2020, cuando la Unión de Pueblos Originarios solicitó a Zamora la creación de una política pública de reconocimiento a los idiomas indígenas hablados en Tigre.

Al año siguiente, se abrió el Programa Lenguas y Culturas de Pueblos Originarios, bajo la órbita de la Subsecretaría de Derechos Humanos, y se puso en marcha la primera propuesta: un taller de idioma y cultura guaraní.

En 2022, se agregó un primer taller de lengua moqoit, a partir de una solicitud particular de la Comunidad Moqoit radicada en el Delta tigrense. Además, se acordó sumar más cursos a partir del siguiente año.

De cara a los cursos del año venidero, desde la Unión de Pueblos Originarios adelantaron que Verónica Gómez, residente del distrito de Quilmes, y Cristian Santos, habitante de la Comunidad El Pastoril de Chaco, seguirán al frente de las clases de guaraní y moqoit.

En tanto, para enseñar qom, se sumará Mabel Filimón desde el barrio Mapic de Resistencia, la capital chaqueña. Y respecto al quechua, las clases virtuales las llevará adelante Josefina Navarro desde San Salvador de Jujuy, mientras que los encuentros presenciales estarán a cargo de Paola Del Federico, quien vive en el partido de San Martín.

Propuestas para mejorar una «política pionera»

En su presentación del viernes último, la Unión de Pueblos Originarios realizó algunas observaciones, solicitudes y propuestas.

En relación al financiamiento, se informó al Municipio que se acordó con el cuerpo docente unificar la negociación de los honorarios, que deben ser los mismos en todos los cursos, más allá de la cantidad de participantes.

También se pidió que el presupuesto tenga en cuenta otras necesidades que hasta ahora fueron solventadas por las propias comunidades, como los pasajes para algunos encuentros presenciales.

Un reclamo importante fue que no haya demoras injustificadas en el pago a docentes, como ocurrió en este último cuatrimestre, cuando cobraron recién después de la Navidad.

Otra solicitud fue la participación directa de la organización en las actividades que se promuevan desde el Programa Lenguas y Culturas de Pueblos Originarios: «No venimos solo a proponer ideas sino a ser parte de su implementación, como lo demuestra que hemos estado atento al desarrollo de cada uno de los cursos para resolver cualquier problema que pudiera surgir y garantizar que las condiciones básicas estén cubiertas», remarca el escrito.

Por último, se solicitó que haya un cupo para personas que no viven en Tigre y se fundamentó que su presencia fortalece a vecinos y vecinas de raíces indígenas y a las comunidades situadas en el distrito.

Sobre este último punto, la nota explica que «se incrementan los espacios de diálogo entre las personas hablantes y quienes están en un proceso comprometido de recuperación de la identidad y de la lengua».

“Nos sentimos más acompañados y se contribuye a la unidad de nuestros pueblos sin distinción de fronteras», concluye el escrito presentado por la organización de comunidades indígenas.