A 15 días desde su inicio, se vacunó solo al 13% de la población objetivo.

El ministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, y los secretarios de salud de los 135 distritos bonaerenses evaluaron el avance de la campaña de vacunación de dosis extra de sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis, y coincidieron en la necesidad de reforzar estrategias para mejorar las coberturas ante la baja adhesión.

La reunión realizada ayer apuntó a fortalecer la campaña nacional que busca alcanzar 845.977 chicas y chicas de entre 1 y 4 años y aplicarles las dosis extras.

En este marco, se insistió en la importancia de que familias, pediatras y equipos de jardines de infantes acompañen la campaña pública y gratuita para lograr coberturas óptimas y evitar que estas enfermedades resurjan en nuestro país, según informaron.

A 15 días de iniciada la campaña, se vacunaron 110.246 mil chicas y chicos con la dosis extra de la vacuna triple viral en toda la provincia, lo que representa el 13% de la población objetivo de 845.977. Según las fuentes, la meta estipulada para el período era de 65%.

Además, las cifras arrojan similares datos para la vacunación contra la polio.

Ante esta situación, en la reunión de ayer se acordó impulsar nuevas acciones que permitan conseguir una mayor cobertura, entre las que se destaca reforzar la información para las familias en los jardines, donde se encuentra el 40% de la población objetivo.

Desde la cartera sanitaria se precisó que hasta el 15 de noviembre podrán vacunarse en cualquier vacunatorio de la provincia de Buenos Aires, tanto en los regulares como en los de la campaña contra el covid-19.

Con la campaña «Vamos a Vacunarnos» se busca mantener la eliminación del sarampión, la rubéola, el síndrome de rubéola congénita y la poliomielitis logrado en el país, ya que se trata de enfermedades contagiosas y graves, pero que se pueden prevenir con las vacunas gratuitas y obligatorias disponibles.

Para obtener más información, se puede ingresar en www.gba.gob.ar/vacunacion.