El presidente Mauricio Macri felicitó esta mañana, a través de su cuenta en Twitter, al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y lo convocó a «trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos».

Así lo expresó el jefe de Estado en esa red social, pocas horas después de que se oficializara el resultado de los comicios celebrados ayer, en los que el candidato republicano se impuso sobre su rival demócrata, Hillary Clinton.

«Felicito a @realDonaldTrump en su triunfo y espero que podamos trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos», aseveró Macri en su mensaje.

De esta forma, se sumó a expresiones vertidas más temprano en una entrevista radial por la canciller Susana Malcorra, en la que afirmó que el gobierno argentino buscará una «transición lo más rápida y corta posible» para mantener la agenda común con Estados Unidos. «Nos tendremos que adaptar y así lo haremos con responsabilidad institucional», postuló la funcionaria.

Por su parte, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, expresó, también a través de su cuenta de Twitter, que si bien «los cambios son grandes», las personas y las democracias «van a seguir interactuando», y dijo esperar a que Argentina apueste a «más cooperación y menos confrontación».

«El mundo es uno, pero muchos tienen miedos y buscan aislarse, con menos intercambios. Faltan líderes que den confianza con objetivos a futuro», afirmó en una serie de cinco tuits que posteó esta mañana, en los que postuló que, «ante la incertidumbre, hay que volver a los valores», entre los que mencionó «el respeto de la dignidad de todos, los límites a los poderosos, la cooperación internacional».

«Espero que en Latinoamérica trabajemos por la unidad en lugar de por la división, para potenciarnos en lugar de aislarnos. Nosotros en la Argentina tenemos que construir un país con previsibilidad y sin miedos. Crear confianzas nos dará buenas oportunidades», sostuvo el senador.

En las semanas previas a las elecciones en Estados Unidos, tanto Macri como Malcorra habían manifestado sus simpatías hacia la postulación de Clinton, quien ayer fue derrotada por el millonario empresario.