Con el objetivo de promover la camaradería, consolidar el trabajo en equipo e individual y destacar el compromiso, el honor y la responsabilidad que implica ser bombero voluntario, se desarrolló el 14º Encuentro Nacional de Cadetes. Con más de 1.900 participantes, este evento tuvo lugar de viernes a domingo en la localidad de Benavídez.

Las dos primera jornadas se desarrollaron en el Club Pueyrredón, donde niños y jóvenes desarrollaron múltiples actividades organizadas de acuerdo a sus edades, bajo la atenta mirada de los instructores de la Academia Nacional y las escuelas provinciales de cadetes. De esta manera, los más chicos disfrutaron de juegos y actividades lúdicas, mientras que los mayores de 12 años se capacitaron en las especialidades operativas.

El encuentro culminó este domingo con un gran desfile por las calles céntricas de la localidad, en el que participaron las delegaciones de las 12 provincias intervinientes con sus estandartes. También estuvo presente la banda militar de música «Alas Argentinas» de la Fuerza Aérea.

Al respecto, el subsecretario de Promoción Social municipal, Fernando Mantelli, afirmó: «Participamos de un cierre maravilloso, del que nos sentimos orgullosos por haber sido elegidos como sede para el desarrollo de este encuentro nacional de cadetes. Tigre se ha visto beneficiado y estamos contentos porque además de las técnicas y capacitaciones que se han realizado estos días, se han transmitido valores y el orgullo de servir y dar la vida por otro, ya sea en un incendio, una catástrofe o cualquier contingencia. Felicitamos a toda la confederación nacional de bomberos voluntarios por este gran evento».

Por su parte, director de la Academia Nacional de Bomberos, Daniel Iglesias, expresó: «El Sistema Nacional de Bomberos realiza cada dos años este encuentro y en esta oportunidad le tocó a la provincia de Buenos Aires y el cuartel de Benavídez fue elegido como sede. Este evento es muy importante porque se empieza a cocinar el espíritu del bombero voluntario en los chicos. El viernes, se hicieron actividades internas con todas las delegaciones participantes; el sábado se desarrollaron capacitaciones y otras prácticas de la profesión, acorde para los cadetes; y por último, este domingo vivimos el cierre con un gran desfile como coronación. Tigre nos abrió las puertas para la realización de este evento y estamos muy agradecidos».

En tanto, el coordinador nacional de la Escuela de Cadetes, Guillermo Chesta, destacó: «Desde chicos queremos ir brindando el total respeto a esta profesión y capacitar a los cadetes, que son el semillero de cada institución que sostiene al cuerpo bomberil. Es importante este encuentro porque se ha hecho un arduo trabajo y, con este cierre, se da un empuje para la integración con gente de todo el país, más allá de la vocación de servicio como futuros bomberos».