herrera

A partir de algunas críticas generadas por el uso del remodelado Salón Oval del Museo de Arte Tigre (MAT) para la realización de eventos corporativos, la directora del centro cultural local, María José Herrera, explicó que serán «dos por mes» y para «autoabastecerse».

«Creo que el MAT es un lugar muy especial; tiene una naturaleza única, un paisaje muy particular; y con todas estas reformas que estamos implementando, desde hace ya un año y cuatro meses, queremos que más gente se acerque en esta nueva etapa, para que puedan vivirlo como se viven los museos más modernos del mundo», sostuvo Herrera.

«Las personas no solamente vendrán a ver una exposición de pintura estática, lo que sería una muestra permanente, sino que vendrán a ver una colección de otra procedencia, exhibiciones temporarias; podrán tomar un café, almorzar o comprar souvenires. Es realmente importante recuperar el rol de casa – museo, como un lugar de encuentro y de intercambio social entre los vecinos de Tigre y los de todo el país», agregó la directora.

Los cambios se llevan adelante gracias a los ingresos que la Asociación Amigos del MAT recibe gracias a un subsidio otorgado por American Express y el alquiler del histórico edificio de 1913 para la realización de eventos corporativos. En el Salón Oval se implementa un moderno sistema de audio e instalan cortinados y mobiliario especiales. También se instala un restaurant para almorzar o tomar el té, una boutique para adquirir souvenirs y sillones para descansar.

Asimismo, Herrera agregó: «Hay que aclarar que habrá eventos corporativos muy exclusivos, no fiestas, y solamente dos por mes, donde se realizarán presentaciones de productos o cosas muy pequeñas. De este modo, el Museo de Arte Tigre podrá autoabastecerse para mantener y renovar lo que las instalaciones requieran, y de este modo se conseguirá que el museo sea como lo son en otros lugares del mundo, un lugar donde pasar el día en tranquilidad y las personas cuenten con todo lo que necesiten durante la visita al mismo, porque en el siglo XXI visitar un museo es mucho más que ir a ver una exposición».