El acto se llevó a cabo en el marco del Día del Trabajador Metalúrgico.

En el marco del Día del Trabajador Metalúrgico, el gobernador Axel Kicillof participó hoy junto al ministro de Salud, Nicolás Kreplak, y el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, del acto de reinauguración del sanatorio que este sindicato tienen en Campana, tras las obras que permitieron su reforma integral.

«Cuando todos veíamos con mucha angustia lo que pasaba con el Covid-19 en los países más desarrollados del mundo, los dirigentes de la UOM y del resto de los sindicatos ofrecieron todas sus instalaciones para que el pueblo de la provincia de Buenos Aires pudiera afrontar solidariamente la pandemia», expresó Kicillof y agregó: «En ese momento, y pese a los ataques que sufre de manera permanente, el sistema de salud sindical demostró que es imprescindible y solidario».

En este sentido, el gobernador señaló que «este sanatorio, del que todos podrán estar orgullosos por su nivel y su calidad de atención, es resultado de la decisión que tomó el gremio para responder al enorme esfuerzo que hacen sus afiliados y todos los y las trabajadoras bonaerenses».

Las obras en el sanatorio, construido en 1972, demandaron una inversión de 200 millones de pesos que fue financiada con aportes de los afiliados y las afiliadas. Las reformas incluyeron mejoras en la fachada, recepción, guardias, shockroom, salas de internación, quirófanos y consultorios externos, así como la refacción de los laboratorios de pediatría y tomografía.

Por su parte, Kreplak resaltó: «Mientras enfrentamos a la pandemia, hemos dado pasos importantes en la integración de nuestro sistema de salud, haciendo que la atención llegara a todos y todas».

En este contexto, el ministro explicó: «Lo logramos a partir de la inversión, la dedicación de las y los trabajadores, y la decisión política de romper barreras históricas con el único objetivo de garantizar con equidad la salud de nuestro pueblo».

En tanto, Furlán remarcó: «Esto se inició con un proyecto en plena pandemia, una situación que nos mostró la necesidad de remodelar nuestras instalaciones para ofrecerles a nuestros afiliados un espacio en el que se pudieran sentir cómodos».

«Invertimos más de 200 millones de pesos para mejorar la calidad de atención de los trabajadores metalúrgicos y de las y los afiliados de otras 46 obras sociales de organizaciones gremiales», añadió el sindicalista.

El sanatorio cuenta con 68 camas y brinda servicios de tomografía, rayos X, ginecología, reumatología, nutrición, pediatría y endoscopia, entre otros. La obra social de la UOM posee 154 centros médicos, 12 de alta complejidad y 19 de atención materno infantil.

Por último, Kicillof subrayó: «Todos hemos comprendido la importancia de integrar el sistema sanitario porque la salud es un tema de justicia social». Y concluyó: «Si tenemos las capacidades de atención, las tenemos que utilizar para todos y todas, alcanzando un sistema que sea sostenible pero, sobre todo, que sea justo».