El plenario de delegados de la seccional local de Suteba se pronunció por el no inicio de las clases, a partir de la realización de un paro de 72 horas. Esta medida de fuerza será exigida por la representación de Tigre a la dirección provincial del sindicato docente.

«Se debatió la gravísima situación por la que atravesamos como clase trabajadora», explicaron desde Suteba Tigre en un comunicado, en el que resaltaron que los educadores están «sometidos a un ajuste salvaje que hace perder poder adquisitivo al salario día tras día».

«La ‘oferta’ del 18% de aumento, en cuatro cuotas, fue rechazada unánimamente en las numerosas asambleas y reuniones que se realizaron en las escuelas», aclararon en el escrito difundido a través de las redes sociales.

«En el debate se reflejó la bronca, la disposición de luchar y también el temor que inculca el gobierno acerca de los descuentos y las amenaza de ‘utilizar todas las herramientas’ contra la legítima lucha de los trabajadores», expresaron con relación a las últimas declaraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal.