La agrupación de Benavídez obtuvo este sello que le da un valor agregado a sus productos reciclados.

La cooperativa de reciclaje Creando Conciencia, ubicada en la localidad de Benavídez y conformada por excartoneros, recibió el Reconocimiento a la Calidad Cooperativa (RECC).

El sello, que otorga la Dirección Provincial de Acción Cooperativa del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, implica un reconocimiento al sistema productivo, social e institucional de la agrupación dedicada al cuidado ambiental.

Esta certificación le dará un diferencial en el mercado a los productos que elabora Creando Conciencia, entre los que se encuentran una gama de mobiliario urbano hecho con madera plástica reciclada (bancos, mesas, huerteros), un kit de útiles escolares diseñado a partir de telgopor reciclado (reglas, compás) y otros artículos, como mates y perchas.

Sobre este etiquetado identificatorio, Ramiro Martínez, uno de los fundadores de Creando Conciencia y presidente de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), señaló que «es una perfecta herramienta para ayudar a la aplicación de la Ley de Góndolas, no solo en las cadenas cooperativas, sino también en los grandes grupos supermercadistas».

Esta norma, de carácter nacional, busca que los consumidores puedan acceder a más productos elaborados por pequeñas y medianas empresas y cooperativas, que deben estar identificados en las góndolas de los supermercados.

Para obtener la certificación de calidad cooperativa, un 30% de los asociados de Creando Conciencia tuvieron que hacer capacitaciones virtuales durante seis meses, entre otros requisitos y exámenes. De esta forma, la agrupación local logró estar en el primer grupo de 20, sobre una matrícula de 3 mil, que logró el sello provincial.