A través del Programa de Asistencia al Deporte Infantil (PADI), la Comuna entregó subsidios a más de 65 clubes de barriales para ayudar a que más de 3.500 chicos tengan lugares donde practicar deportes en forma adecuada.

El intendente Julio Zamora, el diputado nacional Sergio Massa y la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano municipal, Malena Galmarini, encabezaron el acto que se desarrolló en el Club Talar Juniors. Asistieron directivos, profesores y centenares de chicos de diversas instituciones locales; y los futbolistas del Club Atlético Tigre, Juan Carlos «Chimi» Blengio y Fernando Lugo.

«Este es uno de los programas que tiene más inserción en la comunidad, porque llega a todas las instituciones de nuestras localidades. El Municipio tiene la mano tendida y solidaria para lo que los clubes de barrio necesiten, porque son ámbitos que logran incluir a los chicos para que no estén en la calle y la droga. Mediante el compromiso del Estado con las instituciones barriales, buscamos brindarles a todos nuestros niños un proyecto de vida saludable», destacó el jefe comunal.

Por su parte, Massa expresó: «Los clubes de barrio y los polideportivos son un elemento de inclusión, por eso cuidar un club también es cuidar a nuestros chicos. Además, financiar su funcionamiento y su infraestructura, con la condición de que se hagan revisiones periódicas de la salud de los chicos, es una forma de ayudarlos. Ojalá todos entiendan que las redes sociales que contienen en los barrios no se resuelven con sociedades anónimas, sino con el voluntariado de la gente y el acompañamiento del Estado».

En la ceremonia, el diputado nacional anunció que impulsará un proyecto de ley de expropiación en la Legislatura provincial para resolver el conflicto que atraviesa el Club Social y Deportivo Mosafi, que se encuentra al borde del cierre porque el propietario del terreno donde funciona está solicitando que se le pague una cifra muy elevada para su uso.

En tanto, Malena afirmó: «Nosotros estamos siempre acompañando a todas las instituciones barriales. Para lograr la inclusión en una comunidad, el Estado debe estar presente, pero siempre asociado a aquellos que trabajan cotidianamente en los barrios. Trabajamos a lo largo del año con todos los actores de las instituciones porque estamos convencidos de que el deporte es una escuela de vida».

Desde su creación en 2008, a través del PADI se realizan más de 3.500 controles médicos anuales a niños de entre 6 y 14 años que parctican deportes en los clubes locales. El objetivo es detectar distintas patologías y derivar a los afectados para su atención a los Centros de Atención Familiar y de Salud (CAFYS).

Además, se desarrollaron más de 30 talleres sobre violencia en el deporte infantil, gracias al trabajo en conjunto con la Asociación Civil Gustavo Rivero, que estuvieron a cargo de profesionales de la salud y directores técnicos.

Por su parte, los clubes destinan los subsidios para efectuar reparaciones y mejoras de infraestructura, como también para comprar insumos deportivos, como pelotas, redes e indumentaria, entre otros.