El incremento será del 11% y se hará efectivo en dos tramos, en octubre y noviembre.

El gobernador Axel Kicillof encabezó esta mañana la entrega de 22 nuevos patrulleros para los municipios de Azul y Olavarría, donde visitó además la Escuela de Formación Juan Vucetich en la que se capacitan los primeros cadetes de la Policía Rural. En este marco, el mandatario anunció un nuevo aumento salarial para el personal de las fuerzas de seguridad y el Servicio Penitenciario.

«Cuando asumimos en diciembre de 2019, el salario real de las y los agentes de la Policía había sufrido una caída del 25,7%», contextualizó Kicillof y continuó: «Nos propusimos revertir esa situación y equiparamos sus ingresos con los de las fuerzas federales, cumpliendo además con una reivindicación histórica».

«Hemos dictado que hasta fin de año el aumento salarial alcance un 46,5%», adelantó el gobernador. De esta manera, la Provincia otorgará un incremento a policías y penitenciarios del 11% en dos tramos, en octubre y noviembre, que se suma a los percibidos en marzo, julio y septiembre.

«Desde que iniciamos la gestión y pese a la pandemia, se recuperó un 10% del poder adquisitivo de nuestra Policía», subrayó el mandatario, quien detalló que además ascenderán las horas Cores a 180 pesos, lo que implica una suba de cuatro veces y media desde septiembre del año pasado.

«Estamos jerarquizando a nuestra Policía, invirtiendo en salarios, equipamiento y formación para devolverle la identidad y el prestigio», concluyó Kicillof.