El gobernador adelantó que el proyecto que enviará a la Legislatura tendrá como eje «la reconstrucción».

El gobernador Axel Kicillof se reunió hoy con los intendentes del Frente de Todos, a quienes les adelantó que el proyecto de presupuesto 2022 que enviará a la Legislatura tendrá como eje «la reconstrucción» de la Provincia con inversión en obra pública y les aseguró que el compromiso de su gobierno «es que la recuperación de la economía llegue a todos» los ciudadanos.

«Se observan signos de mejoría económica luego de dos años de pandemia, pero para que la recuperación llegue a los sectores más populares y medios, a las pequeñas y medianas empresas, hacen falta muchas más políticas de Estado. Por eso estuvimos hablando sobre los grandes lineamientos», explicó el mandatario bonaerense.

Kicillof formuló declaraciones tras el encuentro que mantuvo con los jefes comunales en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno en La Plata y del que participaron integrantes de su gabinete; el titular de la Cámara de Diputados nacional, Sergio Massa; y el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

Si bien antes de la reunión se especuló con la posibilidad de que se discutiera sobre la ley que limita las re-reelecciones de los intendentes, el gobernador dijo que no se trató el tema. «Fue una reunión de trabajo», respondió cuando se le preguntó puntualmente sobre esta cuestión.

«Ya tenemos números de prepandemia, veníamos de muy abajo, de cuatro años de crisis del neoliberalismo, a los que se sumaron los dos de pandemia que provocaron que mucha gente esté pasando necesidades», contextualizó el mandatario provincial.

«El compromiso es que esta recuperación tiene que llegar a todos los bonaerenses», resaltó Kicillof y reconoció que si bien en su gestión «no hubo tarifazos, el Banco Provincia volvió a dar créditos y ahora hay un gobierno presente, eso no alcanza a recuperar» las metas por las que fueron votados en 2019.

El gobernador sostuvo que el crecimiento de Argentina «se da a tasas chinas, ya que solo en 2011 hubo un incremento semejante de la economía», aunque aclaró que «no todo crecimiento muestra redistribución».

«Para que haya llegada a los sectores más postergados, a los sectores medios, a los emprendimientos, a las cooperativas, a los trabajadores en general, hacen falta políticas de Estado», advirtió.

Además, el mandatario alertó: «No nos alcanza con llegar a los niveles de prepandemia porque cuando ganamos la elección estábamos en prepandemia y la ganamos porque las cosas estaban mal. Volver ahí es quedarse a mitad de camino».

«De eso estuvimos hablando, de cuáles son los grandes lineamientos y cómo podemos ir trabajando juntos», dijo y agregó que «todos los intendentes están muy conformes del ritmo que tomó la economía después de la pandemia, ritmo que hay que sostener».

Sobre el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), Kicillof señaló que tuvo «un efecto muy bueno» y que con los intendentes hablaron «de las necesidades para hacer proyectos en cada uno de los municipios, porque a veces hay cuestiones que son más fáciles a nivel municipal, como asfalto, cordón cuneta, luminaria; pero lo que involucra a hidráulica es más difícil, o sea que hay que fortalecer las capacidades de los municipios para preparar proyectos».

«Creemos que es un instrumento que permite descentralizar una parte importante de la ejecución. Yo creo que es muy importante la descentralización de funciones, siempre y cuando las responsabilidades estén claras y estén presentes en el presupuesto», detalló.

Kicillior agregó que se evaluó con los jefes comunales el repunte del coronavirus en Europa y en el Hemisferio Norte, por lo cual «se reforzó el compromiso de la vacunación y de ir a buscar casa por casa para que se vacunen todos y todas».

«La campaña antivacunación pediátrica ha permeado mucho en muchos municipios aunque está comprobado en todo el planeta que hay que vacunar a los chicos y la chicas», concluyó.

Fuentes con acceso a la reunión también dejaron trascender que se habló de ley impositiva y que hubo consenso entre los presentes de «mantener la progresividad, limitar las alzas y recuperar la inflación del último año». También que acordaron «no aumentar el volumen de endeudamiento, sino tener capacidad de refinanciar el endeudamiento recibido del gobierno anterior».

Del encuentro participaron también la vicegobernadora Verónica Magario; el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila; y los ministros de Infraestructura y Hacienda, Leonardo Nardini y Pablo López, respectivamente.

Además, estuvieron el jefe de Asesores, Carlos Bianco; el administrador general de la Dirección Vialidad, Hernán Y Zurieta; el titular de la Cámara de Diputados provincial, Federico Otermín; y el senador electo por la Séptima Sección Electoral, Eduardo «Bali» Bucca.