protesta1

Por las inundaciones, vecinos e integrantes de organizaciones sociales protestaron en el acceso a la casa del gobernador Daniel Scioli, en Villa La Ñata, que se encontraba fuertemente custodiado por uniformados de la Policía y la Gendarmería.

Los manifestantes, que no pudieron congregarse en un mismo punto por los cortes en la Ruta 27 protagonizados por los efectivos de las fuerzas de seguridad, dirigieron sus denuncias a los funcionarios políticos «cómplices» de los desarrolladores inmobiliarios. Además del mandatario provincial, recibió críticas el exintendente Sergio Massa.

«Vinimos a exigirle al responsable de la Provincia que se haga cargo de lo que nos pasa y no nos dejaron pasar. Nos encontramos con Policía y Gendarmería que nos retuvieron cuando lo único que queríamos era que alguien nos recibiera. Pedimos una audiencia previa y nunca nos respondieron y por eso reclamamos para que nos atiendan y nos escuchen», expresó Marga García, vecina de Las Tunas y representante de la Asamblea Vecinos Inundados de Tigre.

Por su parte, el secretario general del Suteba Tigre, Alfredo Cáceres, destacó: «Nos sumamos al reclamo de los vecinos inundados por la falta de obras». Y agregó: «Lamentablemente, la Policía nos dividió y no nos permitió hacer la protesta donde queríamos. Es una manifestación contra el poder político que nosotros también sufrimos como docentes. Es un desastre lo que ocurre en la Provincia».

Además de miembros de la Asamblea de Inundados local y el Suteba de Tigre y Escobar, formaron parte de la protesta integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha, la Asamblea Delta y Río de la Plata, Unidad Isleña, la Asamblea en Defensa del Humedal de Escobar, la Organización Popular Fogoneros, Sembrando Socialismo FPDS, Raíces CEIP y la Asamblea de Inundados de La Plata, entre otras organizaciones sociales.