Esta vez, Hindú no pudo con Belgrano, que lo venció por 25 a 10 y le impidió al conjunto de Don Torcuato acceder al tricampeonato en el URBA Top 14. De esta forma, el equipo porteño cortó una sequía de 48 años y sumó su 11° título en el rugby de Buenos Aires.

Además, con esta victoria, Belgrano se sacó la espina clavada que le quedó tras la derrota que Hindú le había propinado este año en otra final, la del Nacional de Clubes, cuando el Elefante se impuso por 38 a 23. Por ahora, quedaron a mano.

Y así lo manifestó el foward Agustín Gómez Di Nardo: «Todo lo que te diga le va a quitar valor a lo que siento en este momento. Es increíble. La frutilla del postre, muchísimo tiempo de trabajo. Esto es Belgrano, es increíble. Es un desahogo. Ahora hay que hacer una final de desempate: el campeón del Nacional de Clubes contra el campeón de la URBA».

En el mismo sentido se expresó otro jugador, Benjamín Espinal: «Era una espina lo del Nacional de Clubes, no se nos dio. Hoy tuvimos la revancha y esta victoria es para toda la gente. Hoy pudimos jugar a nuestro juego, planteamos lo que quisimos y ellos no lo pudieron parar».