En la última sesión ordinaria del año en el Concejo Deliberante, el bloque del Frente Renovador evitó pronunciarse sobre diversos temas que las bancadas opositoras pidieron tratar, como se dice en la jerga legislativa, «sobre tablas». Estos proyectos «cajoneados», algunos desde hace meses, están relacionados con varios temas.

Por ejemplo, los ediles oficialistas evitaron repudiar los ataques sufridos por la cooperativa de junqueros Isla Esperanza, a partir del incendio provocado en su sede en el Delta; o el Movimiento en Defensa de la Pacha, a través de la destrucción de una casa de oración del pueblo guaraní, denominada «opy», que se había levantado en el sitio Punta Querandí. Según denuncian sus integrantes, estos sucesos están relacionados con los intereses inmobiliarios en ambos lugares.

Otro de los proyectos que no fueron debatidos está relacionado con el barrio Garrote -algunos vecinos estaban en el recinto y manifestaron su descontento- y el fallo judicial que exige a los gobiernos provincial y municipal que provean a ese sector postergado de Tigre Centro de los servicios básicos.

Además, la sesión de ayer fue la primera tras el escándalo que generó la agresión del agente del COT Héctor Sosa al comerciante benavidense José Ojeda, ya que la reunión anterior del cuerpo se llevó a cabo antes de la llegada de los ediles opositores y tuvo un trámite «exprés» de solo diez minutos. Sin embargo, tampoco se habilitó la discusión sobre este tema.

El presidente del bloque de concejales del FPV, Federico Ugo, quien fue el encargado de pedir el tratamiento de las distintas iniciativas, lamentó «la actitud del Frente Renovador de no querer discutir durante todo el año propuestas para las prioridades que tienen los tigrenses: mejorar la seguridad, fortalecer el servicio de salud e impulsar las obras que le den agua potable a nuestra comunidad».

Durante diciembre, se desarrollarán las sesiones extraordinarias para el tratamiento de los proyectos de ordenanza de presupuesto, fiscal e impositiva. Al respecto, Ugo expresó: «Queremos tener la oportunidad de estudiar el presupuesto y poder hacer propuestas que apunten al crecimiento de Tigre».