El secretario de Ambiente nacional se refirió a los incendios registrados en el Delta del Paraná.

Al referirse a los incendios en las islas del Paraná, el secretario de Control y Monitoreo Ambiental nacional, Sergio Federovisky, dijo que hay «pillos» que aprovechan «la sequía colosal, bajante histórica y estrés hídrico sin precedentes» para «ampliar la frontera agropecuaria».

En diálogo con Radio 2 de Rosario, el funcionario explicó que la maniobra de esos «pícaros» es incendiar una zona históricamente cubierta de agua y, luego, levantar a su alrededor un terraplén para que el agua no vuelva.

Federovisky aseguró que el objetivo que persiguen con las quemas es «reemplazar un humedal por un terreno que se puede lotear, principalmente para el trabajo agropecuario».

Tras sostener que la cartera de Ambiente nacional que encabeza Juan Cabandié «está poniendo todo» para detectar en forma temprana y contener los incendios en las islas, el funcionario admitió que existen «dos faltantes».

«Una es la ley de humedales. Desde el Ministerio, hemos sido muy enfáticos en la necesidad de tener una herramienta que establezca qué se puede hacer y qué no en un humedal», detalló.

«Lo segundo, que también es una demanda al Congreso, es la creación de una figura delictiva que contemple los delitos ambientales, que le quite a los jueces la excusa de no poder perseguir esta actividad delictiva», afirmó.

Por último, en referencia a la cuestión judicial sobre los incendios en el Delta, Federovisky subrayó que desde hace más de un año «hay denuncias formalizadas en distintos despachos judiciales de la zona y que no se han movilizado».