Se sumaron 2 mil miembros de fuerzas federales, entre gendarmes, prefectos y policías, a las tareas de seguridad de más distritos del Conurbano. Ahora, también operan en San Martín, 3 de Febrero, Ezeiza, Ituzaingó, Hurlingham, San Isidro y Vicente López.

Precisamente en este último partido se realizó esta mañana el anuncio, con la presencia del viceministro de Seguridad nacional, Eugenio Burzaco; su par provincial, Cristian Ritondo; y el intendente local, Jorge Macri.

«Esto no quiere decir que con la presencia de fuerzas federales se va a terminar el delito de un día para el otro, pero sí mejora los estándares de seguridad, y se trabaja sobre el delito más complejo en forma articulada, con un trabajo mucho más planificado y estructurado, con los elementos que nos aportan las fuerzas federales en el lugar para que más rápidamente podamos tener hechos esclarecidos y prevenir otros», explicó Ritondo.

Además, el ministro destacó que se está «trabajando maravillosamente bien entre las fuerzas, de manera coordinada, ya que el trabajo en equipo es fundamental no sólo en el área de seguridad ciudadana sino en la inteligencia criminal, que no se ve pero sirve mucho más que la presencia policial».

Por su parte, Burzaco precisó que hoy se sumaron 2 mil uniformados de un total de 7 mil que serán desplegados en Conurbano, más un grupo de mil investigadores federales para los delitos complejos como narcotráfico, trata de personas y crimen organizado.

«Hay un feedback cada 15 días con los intendentes para revisar el mapa del delito y hay muy buena receptividad, pero para medir resultados hay que esperar en el tiempo», remarcó el funcionario nacional.

Asimismo, Burzaco señaló que las fuerzas federales «vienen de una reingeniería en otras provincias o de lugares donde estaban cumpliendo actividades administrativas» y, en ese sentido, remarcó que «lo importante es que el personal esté en la calle y no cumpliendo funciones burocráticas».

Finalmente, el intendente Macri dijo que rescata la «voluntad de trabajo en conjunto» con el gobierno nacional y provincial. Y agregó que «si bien ha habido en otros momentos llegada de fuerzas federales, entraban y salían del distrito, no se compartía información ni se coordinaba» la labor, con lo cual «el vecino no notaba un cambio».

«Ahora esta interacción entre las fuerzas es muy diferente. Nos permite aportar nuestra tecnología y el trabajo de las cámaras a lo que ya la Policía de la Provincia estaba haciendo y lo que agregan las (fuerzas) federales», amplió el jefe comunal.

«El desafío es la coordinación cotidiana del esfuerzo, no simplemente poniendo fuerzas en la calle sino de manera comprometida, intercambiando información, con tecnología y tranquilidad de que enfrentamos un verano para toda la costa, desde Vicente López hasta Tigre, con presencia de personal como nunca antes, cuando nos retiraban los efectivos para el Operativo Sol», concluyó Macri.