consejo1

Finalmente, la amplia mayoría oficialista aprobó las ordenanzas fiscal e impositiva, en una nueva Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. Las iniciativas fueron rechazadas por la oposición, que aseguró que los aumentos de tasas municipales en 2015 llegarán al 40 por ciento.

Si bien estos proyectos ya habían sido aprobados la semana pasada, la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, tuvo que convocar a otro encuentro tras la denuncia del Frente para la Victoria de que un contribuyente del Frente Renovador había votado en nombre de otro fallecido hace cinco años.

Además de la realización de una nueva asamblea, este hecho provocó la separación de su puesto de Raúl Botelli, quien se desempeñaba como secretario del cuerpo deliberativo local.

«Sólo a través de un comunicado de prensa han reconocido que se trata de un error administrativo, nosotros consideramos que de ningún modo puede considerarse un error involuntario que una persona diga presente y vote dos veces durante una sesión cuando mencionan otro nombre», aseguró el jefe de bloque de concejales del FPV, Federico Ugo, quien se volvió a oponer a las ordenanzas junto a sus compañeras Roxana López y Carmen Salcedo.

«Buscan argumentos absurdos para explicar lo inexplicable, acá votó una persona muerta y no hay forma de justificar semejante falta. Esto es una práctica antidemocrática, un discurso hipócrita mientras (Sergio) Massa se llena la boca hablando de las instituciones en los medios. Hay una imposición de las mayorías, sin ningún tipo de construcción democrática, ni respeto por las necesidades reales de los tigrenses», agregó el edil opositor.

Además, el concejal expresó: «Ante esta situación claramente irregular solicitamos que la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, realice una presentación judicial a fin de que se investigue si hubo o no intención maliciosa por parte de quienes atentaron contra las normas institucionales y las prácticas democráticas que todos decimos defender».

La sesión del lunes 22 fue anulada luego de que el FPV denunciara que uno de los mayores contribuyentes aportados por el massismo, José Alberto Vendramin, levantara la mano cuando era nombrado Ángel Callejón, quien falleció hace cinco años.

Nota relacionada: La oposición denunció que el massismo hizo votar a un muerto