arzura

El mediocampista Joaquín Arzura se despidió de Tigre y expresó que su pase a River Plate lo encuentra en un buen momento. Además, pidió no ser comparado con Matías Kranevitter, el jugador que ocupó el puesto de volante central en el equipo de Marcelo Gallardo hasta diciembre.

«Estoy muy esperanzado y espero estar a la altura. Me agarra en un buen momento», manifestó Arzura, quien se convertirá en el primer refuerzo del último campeón de la Copa Libertadores de América.

El futbolista, de 22 años, se presentó en el primer día de la pretemporada del Matador pero no trabajó a la par de sus ahora excompañeros, ya que espera la oficialización de su pase a River.

«Es un momento para disfrutar y una alegría enorme porque también será redituable para Tigre», agregó el volante al tomar contacto con los periodistas.

Consultado sobre si llegaba a ocupar el lugar que dejó libre Kranevitter, quien fue transferido a Atlético de Madrid, de España, Arzura señaló que las «comparaciones no son buenas».

El mediocampista debutó en el conjunto de Victoria en abril de 2012 y en total disputó 77 partidos, en los que convirtió un solo gol.