«Cumpliré con mi compromiso de poner a la Argentina de pie», señaló el Presidente durante el acto.

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía la inauguración de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), que se desarrolló con una gran concurrencia de estudiantes, docentes y militantes políticos.

Acompañado por el intendente local Mario Ishii, el jefe de Estado remarcó la necesidad de seguir construyendo casas de altos estudios «cercanas, para que todos los argentinos encuentren la posibilidad de desarrollarse» en su lugar de origen.

El mandatario nacional había llegó al establecimiento minutos después de las 12 y caminó varios metros rodeado de funcionarios y escoltado por los miembros de la fanfarria de la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral.

En una postal que no tiene registro en los últimos meses, Fernández realizó el trayecto hasta el escenario acercándose reiteradamente a las vallas para saludar a los presentes que llegaron hasta el nuevo edificio ubicado en Héctor Arregui 689 del partido del noroeste del Conurbano.

Ya en el escenario, el Presidente elogió a Ishii, a quien le destacó «un tesón inquebrantable por darle educación a su pueblo», en referencia a la creación y el desarrollo de la UNPAZ.

La casa de estudios cuenta hoy con 35 mil alumnos: 67 por ciento mujeres y 85 por ciento primera generación de universitarios.

«Mario tuvo en Néstor (Kirchner), en Cristina (Fernández de Kirchner) y tiene en mí, un socio decidido para que la educación llegue a cada argentino, a cada argentina, en todo el país», señaló el jefe de Estado, al tiempo que destacó que hay «que construir universidades cercanas para todos los argentinos, donde encuentren la posibilidad de desarrollarse».

Por otra parte, Fernández calificó al domingo en el que se desarrollaron las PASO como «aciago», pero destacó la capacidad de su gobierno para «escuchar» lo que se le reclamó el electorado.

«Cumpliré con mi compromiso de poner a la Argentina de pie», dijo Fernández tras afirmar: «Hemos oído el mensaje».

Allí fue cuando sostuvo que, a diferencia de lo que hizo el gobierno macrisTa cuando perdió elecciones, que «cerró» el «Ministerio de Salud, el de Trabajo y el de Ciencia y Técnica», su gestión se dedica a abrir universidades.

«Todos nosotros estamos convencidos, otros no, que definitivamente hay un país donde todos tenemos que tener un lugar de desarrollo», sostuvo y pidió «empresarios comprometidos que no especulen y que inviertan» para «que los argentinos recuperen el trabajo».

«A la semana del resultado electoral yo no cerré el Ministerio de Trabajo. Lo que hice fue promover el aumento del salario mínimo para que todos los salarios crezcan y le ganen a la inflación», dijo y afirmó que se deben “cambiar planes sociales por (puestos de) trabajo».

Respecto a la oposición, el Presidente también hizo un contrapunto entre lo que decían durante el aislamiento obligatorio por la pandemia y lo que dicen ahora, cuando comienzan a mesurarse las restricciones.

«Ahora nos acusan de libertinos los que nos acusaban de encerradores», dijo Fernández en relación a las críticas a las medidas de flexibilización sanitaria y recordó cuando en el peor momento de contagios cuestionaban hasta con marchas las disposiciones.

Fernández inauguró 20.370 metros cuadrados cubiertos de la Facultad de Medicina, que albergarán a unos 21.600 estudiantes, con 94 aulas en la planta baja de gran tamaño y un sector de morgue con conexión propia al exterior y baños. En tanto, en la planta alta del edificio se distribuyen siete laboratorios.

Antes que el Presidente, hizo uso de la palabra el gobernador Axel Kicillof, quien afirmó que la inauguración de hoy viene «a desmentir esa visión prejuiciosa» que quieren hacer creer los opositores cuando sostienen «que las universidades no son para todos».

«Los sectores vulnerables van a la universidad, la universidad tiene que ir a los sectores vulnerables. Tiene que estar cerca, tiene que ser gratis y tiene que ser para todos y todas», afirmó el mandatario provincial.

Por su parte, Ishii sostuvo que con esta inauguración «ya no hay excusas», ya que los vecinos «pueden llegar caminando» hasta la facultad.

El jefe comunal se refirió al trabajo realizado por la Nación, la Provincia y el municipio durante la pandemia luego de que la actual oposición «dejara un país hecho hilachas».

El intendente paceño también criticó a los medios de comunicación por suministrarle «tanto veneno a la población» y les pidió que «dejen gobernar» al Presidente.

Finalmente, el rector Darío Kusinsky agradeció el trabajo de Ishii, quién «siempre tuvo claro que la educación y la salud son fundamentales para el progreso de su pueblo»; hizo lo propio con el Presidente y cel gobernador, por el «importante crecimiento fruto de la confianza que tienen en las instituciones» de altos estudios; y dedicó un párrafo a «Cristina y Néstor», quienes «impulsaron la creación» de la UNPAZ «y tantas otras» universidades.

En el escenario también estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Educación, Jaime Perczyk; y el diputado nacional Máximo Kirchner; entre otras autoridades.