Efectivos de la Prefectura Naval realizaron el hallazgo a la altura de San Fernando.

Efectivos de la Prefectura Naval encontraron dos cuerpos en el Río Lujan, a la altura de la localidad bonaerense de San Fernando, que serían de las personas que estaban desaparecidas luego de que una lancha a gran velocidad y con sus conductores alcoholizados chocara el bote en el que circulaban, provocando además heridas a otras dos tripulantes, confirmaron a Télam fuentes oficiales.

El hecho ocurrió anoche, alrededor de las 20, cuando el bote a remo con cuatro trabajadores a bordo regresaba por el río desde una isla del Delta y fue colisionado por una lancha deportiva que venía a gran velocidad frente al puesto de Vigilancia Canal San Fernando de la Prefectura, dijeron los voceros de la fuerza de seguridad consultados.

Como consecuencia del impacto, el bote se partió y dos de sus ocupantes fueron rescatados heridos por miembros de la Prefectura y trasladados al Hospital Petrona V. de Cordero, en San Fernando.

Los sobrevivientes son Claudia Verónica Castro, de 35 años, y Sixto Quiroga, de 29; en tanto que otros dos trabajadores que viajaban en el bote y permanecen desaparecidos fueron identificados como Martín Castro, de 33, y Sergio Duarte, de 30, hermano y pareja de la mujer, respectivamente.

En el lugar del hallazgo de los cuerpos que aún no fueron identificados se encontraba la propia Castro, quien fue dada de alta esta mañana.

Personal de la Prefectura Naval buscaba intensamente a los desaparecidos esta mañana y un helicóptero sobrevolaba la zona.

En tanto, las dos personas que viajaban en la lancha fueron sometidos al test de alcoholemia y dieron positivo, pero aún resta esperar los resultados del análisis de laboratorio para confirmar cuál es el dosaje, indicaron las fuentes judiciales y precisaron que no se encontraron botellas de bebidas alcohólicas dentro de la embarcación.

En principio, los tripulantes de la lancha, quienes se encuentran detenidos, no serían indagados durante esta jornada.

En la investigación del hecho interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio de Rincón de Milberg y Tigre, a cargo de José Amallo.