«Si no vas a estar conmigo, no vas a estar con nadie», le dijo el victimario a la víctima antes de atacarla.

Un hombre quiso matar a puñaladas a su expareja y luego de la misma forma intentó suicidarse. Según informaron fuentes judiciales y policiales, el hecho se produjo en una vivienda de la localidad de San Fernando a la que que la mujer, de 31 años, se acercó para comunicarle al victimario que la relación estaba terminada y retirar sus pertenencias.

El caso, que trascendió hoy pero ocurrió el domingo pasado en una casa de la calle Entre Ríos al 1400, esquina Chacabuco, hace recordar al femicidio de Claudia Schaefer, quien fue asesinada en una situación similar por su esposo, el condenado empresario Fernando Farré, en 2005 en un country de Pilar.

Uno de los investigadores reveló a Télam que en el instante previo a empezar a atacar con un cuchillo a su víctima, el ahora detenido la abrazó y le dijo: «Si no vas a estar conmigo, no vas a estar con nadie».

Tras el hecho, la víctima, identificada como Gabriela Núñez, contó que hace unos meses que se había separado de su marido, con quien tiene hijos, y había empezado una relación amorosa con el imputado, llamado Luis Alberto Gómez, de 37 años.

Sin embargo, en el último tiempo la mujer había advertido algunas situaciones violentas que le hicieron tomar la decisión de romper el vínculo con Gómez y comunicarle que lo dejaba para volver a su casa en Lomas de Zamora, con su marido y sus hijos.

«Ella pudo contar que había sido víctima de violencia por parte de Gómez y que producto de esa situación en alguna oportunidad se fue a atender en el hospital, aunque aclaró que no se animó a hacer la denuncia penal», dijo un vocero judicial.

Siempre según las fuentes, alrededor de las 14.30 del domingo último, Núñez fue a la casa de San Fernando con el único objetivo de retirar sus pertenencias y allí Gómez intentó convencerla de que retomaran el vínculo, pero la mujer lo rechazó y comenzó una discusión.

La víctima relató que en un momento, Gómez fue a la cocina y regresó con un objeto en la mano que en principio no pudo identificar y que en ese instante la abrazó, le dijo la frase antes mencionada y comenzó a apuñalarla por la espalda.

Herida y ensangrentada, Núñez logró escapar de la vivienda y salió a la calle a pedir auxilio a los vecinos, quienes de inmediato se acercaron y cuando vieron que el agresor se quería escapar en bicicleta, lo interceptaron, lo retuvieron y a golpes lo volvieron a introducir en la vivienda a la espera de la llegada de los policías.

Cuando los efectivos arribaron al lugar, un vecino trasladó en su vehículo particular a la víctima herida al Hospital Interzonal Petrona V. Cordero de San Fernando, indicaron las fuentes.

Los policías ingresaron a la vivienda y cuando llegaron a un dormitorio encontraron a Gómez ensangrentado, tendido en una cama y con un cuchillo a su lado.

Mientras una mujer policía regresó al móvil para pedir una ambulancia, el imputado volvió a tomar el cuchillo y frente al otro policía se pegó varias puñaladas en el pecho, cerca del corazón.

Al lugar llegaron móviles y personal de Protección Ciudadana y el Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) de San Fernando para trasladar al imputado al mismo centro asistencial donde había ido la víctima.

Ambos pacientes fueron sometidos a distintas intervenciones quirúrgicas y continuaban hoy internados en el mismo hospital, aunque en sectores separados y en situaciones distintas.

La víctima Núñez ingresó con una serie de heridas de arma blanca en la región del omóplato izquierdo, aunque en todo momento estuvo consciente y se encuentra fuera de peligro a la espera de que pronto le den el alta.

En cambio, el acusado Gómez también permanecía hoy internado, aunque en grave estado en terapia intensiva y con custodia, ya que se encuentra en calidad de detenido.

El caso es investigado por la fiscal Karina Bianchi, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género de San Fernando.

Voceros judiciales indicaron que la fiscal aguardaba la recuperación y el alta de la víctima para poder tomarle una declaración testimonial más amplia, y además una evolución favorable del imputado que le permita indagarlo en los próximos días.

En caso de que se recupere, Bianchi le imputará a Gómez el delito de «tentativa de femicidio», que tiene una pena de 10 a 15 años de prisión.

Además, en el interior de la vivienda los efectivos hallaron un cigarrillo de marihuana que estaba siendo armado, dos frascos con cogollos, dos plantas y una balanza de precisión, por lo que también tomó intervención la UFI Especializada en Drogas.

Si bien en este caso la víctima no terminó asesinada, el hecho hizo recordar al femicidio de Schaefer por el que su marido Farré está condenado a prisión perpetua por degollarla y apuñalarla con dos cuchillos de cocina en el vestidor de una casa del country Martindale de Pilar.

Ese hecho ocurrió el 21 de agosto de 2015, cuando en medio de un proceso de separación, la mujer había ido junto a su abogado a la casa de fin de semana que el matrimonio alquilaba en el country para retirar sus pertenencias.

Cuando Schaefer fue al vestidor de la casa a retirar su ropa, Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que previamente había sacado de la cocina.

Según la autopsia, Farré le ocasionó con golpes y los cuchillos un total de 74 lesiones, de las cuales 66 fueron heridas de arma blanca, y la causa de la muerte fue un degüello.

Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género, llamá al 144 las 24 horas.