heroes

Anoche se cerró la continuidad por un año más de Rodolfo Arruabarrena como entrenador del Matador, durante una reunión realizada en la casa del intendente Sergio Massa, en Rincón de Milberg. Del encuentro participaron el jefe comunal, el Vasco y su representante Eduardo Gammarnik, y las principales autoridades del Club Atlético Tigre, Rodrigo Molinos y Ezequiel Melaraña.

Luego de la hazaña del Matador, que consiguió la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino y terminó segundo en la tabla de posiciones del Torneo Clausura, todas las ciudades de la Zona Norte amanecieron empapeladas con la leyenda “Héroes. Soy Tigre”.

“Fue heroica la cantidad de puntos que descontamos para quedarnos en primera”, había señalado el Vasco en la cena realizada en un restaurante de Costanera tras el último partido del certamen, el empate 2 a 2 con Independiente del domingo pasado.

En tanto, sobre la chance de llegar al título que se le escapó a su equipo, Arruabarrena se mostró ilusionado con “tener revancha el campeonato que viene”. “Cumplimos el objetivo de quedarnos en primera y zafar de todo, aunque nos quedó la espinita del campeonato”, expresó.

“Ojalá tengamos revancha el campeonato que viene, aunque será difícil retener a este plantel. Seguramente tendremos que rearmar el equipo. A mí me encantaría que se quedaran todos del plantel actual, pero será muy complicado. Van a llegar ofertas por varios de los muchachos y para ellos será la oportunidad de hacer una diferencia económica, así que los entiendo”, agregó el director técnico.

El próximo 9 de julio los jugadores y el cuepo técnico retornarán a los entrenamientos y dos días después iniciarán la pretemporada en Salta.