El plantel de Tigre inició su pretemporada en el Country Mapuche de Pilar.

El plantel de Tigre comenzó hoy la pretemporada de preparación previa al arranque de la temporada 2023, donde el equipo del DT Diego Hernán Martínez no solo afrontará la competencia nacional sino también la Copa Sudamericana.

En el primer entrenamiento del nuevo ciclo se hicieron presentes en el Country Mapuche de Pilar los delanteros Facundo Colidio y Mateo Retegui, demás del mediocampista Ezequiel Fernández.

Colidio acordó con la entidad de Victoria quedarse seis meses más -al menos-, por lo que el Inter de Italia, club dueño de su ficha, accedió a una nueva cesión del jugador rafaelino.

El caso de Retegui, el goleador de la última Liga Profesional con 19 tantos, también es similar. El centroatacante, de 23 años, tenía la posibilidad de ser repescado por Boca hasta el pasado 30 de noviembre, pero la institución xeneixe no hizo uso de esa licencia. En este contexto, el jugador permanecerá una temporada más (si es que no surge un interesado en adquirir sus servicios) en el Matador.

Otro de los futbolistas que participó del ensayo de la jornada es el juvenil Fernández, cuyo pase pertenece a Boca, pero está a préstamo hasta el sábado 31. Sin embargo, la situación del centrocampista no asoma clara y podría retornar al elenco xeneize, en caso de que lo solicite el DT Hugo Ibarra.

También estuvo en la práctica el volante Lucas Menossi, más allá de un eventual interés que exhibió Alianza Lima de Perú en sus servicios. Otros jugadores que participaron son los defensores Víctor Cabrera y Abel Luciatti, el marcador de punta Sebastián Prieto y el volante central Sebastián Prediger, ya que todos acordaron las renovaciones de sus respectivos convenios.

En cambio, el arquero Manuel Roffo y los zagueros centrales Oscar Salomón (debe retornar a Boca ) y Nicolás Demartini (tiene que regresar a Temperley) se ausentaron en la práctica inaugural y no volverán a vestir la camiseta de Tigre.

Lo mismo ocurrirá con el goleador en la campaña del ascenso a la Primera División, el santafesino Pablo Magnín (con 33 goles en 77 partidos), quien se marchará en procura de lograr mayor rodaje en otro club.

Las prioridades de refuerzo del técnico Martínez son conseguir un arquero, un marcador central zurdo (Nahuel Valentini, de Boca Juniors, es el que más gusta) y un atacante.