infantil1

El Municipio inauguró la ampliación del Centro de Atención Familiar y de Salud «Madre Teresa de Calcuta», de la localidad de Rincón de Milberg. En ese marco, las autoridades presentes anunciaron que, por primera vez en la historia del distrito, la mortalidad infantil bajó a un dígito, ubicándose en 9.8 puntos, lo que representa 6.7 puntos menos que en 2007.

«Somos un Municipio que se esfuerza por atender a los más vulnerables, por eso nuestra labor junto a las trabajadoras vecinales, los agentes territoriales, los profesionales de los más de 20 centros de salud que hay en Tigre y el Hospital Materno Infantil se destaca tanto. Esto demuestra que tenemos la voluntad de seguir trabajando en la salud de los vecinos, con políticas sociales, con vivienda digna, agua potable, cloacas y pavimentación en los barrios», sostuvo el intendente Julio Zamora.

«En este centro se atienden casi 30 mil vecinos por año que provienen de El Ahorcado, Barrio Nuevo, La Costilla, Juan Pablo II, Andalucía, Villa Liniers y Rincón Centro, y junto a esos vecinos y los que se van a sumar seguimos buscando una salud cada día mejor», enfatizó el jefe comunal.

Por su parte, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, comentó: «Arrancamos en 2007 con 16.5 puntos y hoy logramos llegar a 9.8. Es muy emocionante formar parte de este equipo de trabajo, es un orgullo que se logró con el trabajo de todos. Tigre tiene políticas integrales que no son para la foto y que muchas veces no se ven, pero que dan resultados concretos y que, además de incluir, integran a los vecinos que más lo necesitan. No es solo la salud, es una sistema integral de contención que acompaña a las familias y se ocupa de sus problemas».

Con la reforma del centro de salud de Rincón se incorporaron tres consultorios equipados, un vacunatorio independiente, un consultorio para demanda espontánea, un espacio para depósito, una sala de reuniones, oficinas de administración y dirección y baño para personal. También se amplió la distribución de la enfermería y la farmacia, y se rehabilitó el baño para personas con discapacidad. A su vez, se renovó el equipamiento médico y el mobiliario de los consultorios preexistentes, y se mejoró la disponibilidad del sistema de historias clínicas digitales.