beach1

Finalmente, tal como se esperaba, el mayoritario bloque del Frente Renovador en el Concejo Deliberante aprobó el expediente del proyecto inmobiliario denominado «Remeros Beach», que contempla la construcción de torres residenciales con vistas a una laguna cristalina, restaurantes, spa, club saludable gimnasio y salón de eventos. La votación a favor de otorgarle la excepción al código de zonificación y la prefactibilidad del uso de los terrenos a los desarrolladores de la iniciativa contó con el respaldo de 20 concejales massistas y la oposición de los tres ediles del Frente para la Victoria.

Antes de la sesión, el titular de la bancada kirchnerista en el HCD, Federico Ugo, expresó: «Rechazamos que el Municipio promueva con sectores privados negocios inmobiliarios sin pensar en mejorar el déficit de vivienda de los vecinos de Tigre, que es uno de los distritos con mayor deficiencia habitacional de la Provincia».

Por su parte, la concejala Carmen Salcedo agregó: «Tigre se ha convertido en un distrito de negociados inmobiliarios y el FPV entiende que debe desarrollarse otro proyecto basado en lo productivo». Y denunció que «ya se vendieron 138 parcelas para oficinas o departamentos y ni siquiera se hicieron los estudios de impacto ambiental».

Desde distintas organizaciones sociales, como la Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre y el Movimiento en Defensa de la Pacha, habían llamado a una concentración en la sede legislativa local para repudiar el proyecto. «El incremento desmesurado de las inundaciones en los barrios populares y la destrucción de sitios sagrados de pueblos originarios son algunas de las consecuencias que deja el avance de los barrios privados en Tigre”, explicaron en la convocatoria.