Con un notable presentación del Cuarteto Fénix, regresaron los «Clásicos de Verano», en una nueva edición para el deleite de los amantes de la música clásica. El recital de apertura del ciclo organizado por el Municipio junto al Museo Isaac Fernández Blanco se realizó en el Monumento a la Virgen, ubicado en la costanera tigrense.

Con entrada libre y gratuita, los presentes disfrutaron del concierto de la agrupación de cámara integrada por Laura Rus (flauta), David Bortolus (oboe), David Lheritier (clarinete) y María Marta Ferreyra (Fagot), que interpretó obras para cuarteto de maderas y combinaciones instrumentales.

Al respecto, el director ejecutivo de la Agencia de Cultura, Daniel Fariña, consideró: «Es el inicio de otra gran opción para que vecinos y turistas disfruten frente al río de músicos de primer nivel, interpretando obras extraordinarias».

Con una bella puesta de sol como telón, el público se cautivó con un repertorio que se extendió desde el período barroco hasta la actualidad, con obras originales y también adaptaciones para cuarteto de maderas, durante setenta minutos de concierto.

Tras la repetida ovación, Lheritier afirmó: «Nos sentimos cómodos en el lugar y la gente nos acompañó con su amable atención durante todas nuestras interpretaciones».

Este cuarteto se presentó desde 2010 en diversas salas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como la Manzana de las Luces, la Asociación Cultural Pestalozzi y el Auditorio del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. La agrupación fue becaria del Fondo Nacional de las Artes en el marco de las Becas Grupales 2011. Y en mayo de 2013, actuó para el Mozarteum Argentino en Tandil.

La programación del ciclo «Clásicos de Verano» continuará el 17 de febrero y el 10 y 17 de marzo, y reunirá en el mismo escenario a destacados instrumentistas y tenores.