El acto en la Plaza Cazón reunió a autoridades municipales y representantes de la comunidad.

Autoridades municipales, concejales, integrantes del Instituto de Estudios Históricos local, representantes de la comunidad y veteranos de Malvinas celebraron el Día de Tigre, en el 215° aniversario del desembarco de Santiago de Liniers en el entonces Pago de las Conchas. El intendente Julio Zamora encabezó el acto en la Plaza Daniel María Cazón, ubicada frente al Museo de la Reconquista.

«Festejamos el Día de Tigre, un hito muy importante para el Municipio. Tiene que ver con el desembarco de Santiago de Liniers, cuando muchos de vecinos se plegaron en esa reconquista de Buenos Aires, durante la Primera Invasión Inglesa, y tuvieron éxito. Eso habla de la identidad de nuestro pueblo, que pelea por sus convicciones; y nosotros de alguna manera somos quienes continuamos esa historia, buscando estar a la altura de lo que la sociedad requiere», manifestó el jefe comunal.

Este año, el encuentro se inició con la entonación del Himno Nacional y continuó con la realización de un minuto de silencio en honor de los tigrenses fallecidos hasta el momento a causa de la pandemia. Luego, las autoridades colocaron ofrendas florales en el monolito alusivo al hecho histórico y el párroco de Inmaculada Concepción, José Luis «Cote» Quijano, brindó unas palabras y su bendición. Finalmente, descubrieron una placa con una reseña por este especial aniversario.

Presente en la actividad, la concejala Gisela Zamora expresó: «Celebramos los 215 años de esta ciudad, recordando un hecho histórico muy importante; y sobre todo a los vecinos que con coraje y valor defendieron nuestras tierras. Es el segundo año que celebramos con pandemia mediante, pero con todos los protocolos y recaudos necesarios para cuidarnos entre todos».

En tanto, la presidenta del Instituto de Estudios Históricos del Partido de Tigre, Ana María Uris, señaló: «Es importante recordar que cuando Santiago de Liniers cruza para hacer la reconquista de la ciudad de Buenos Aires, sus naves llegan a las costas del Puerto de las Conchas. De esa manera, desembarcan en el lugar donde hoy funciona el Museo de la Reconquista. Luego se da la rendición del 12 de agosto de las tropas inglesas; y eso para los argentinos, sobre todo para los tigrenses, es un hito histórico en la página nacional y un inicio de emancipación como nación».

En junio de 1806, tropas inglesas invadieron el Virreinato de Río de la Plata y tomaron Buenos Aires. El virrey Rafael de Sobremonte encomendó a Liniers la organización de una fuerza para recuperar la ciudad, por lo que se trasladó a Montevideo. Tras reunir las milicias, el 3 de agosto embarcó en Colonia del Sacramento para cruzar el Río de la Plata en pequeños barcos, pero una fuerte sudestada lo obligó a internarse por el Río de las Conchas, donde desembarcó en la mañana del 4 de agosto. Por ese motivo, esa fecha es el Día de Tigre. Finalmente, el 12 de agosto, las tropas a las que se sumaron voluntariamente vecinos de Las Conchas lograron desalojar a la fuerza invasora inglesa y reconquistar Buenos Aires.