Efectivos de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe continuaban con la tareas para controlar el fuego en las islas.

Brigadistas forestales nacionales y de las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe continuaban hoy con los trabajos iniciados el pasado lunes para controlar por tierra y aire los incendios que se registraron en islas del Delta del Río Paraná.

El fuerte punto de calor se detectó en islas del departamento de Victoria, en Entre Ríos, frente a la localidad santafesina de Villa Constitución, lo que provocó el ingreso de humo a esa región.

Como consecuencia, se instaló un comando de operaciones que coordinará las tareas de combate en el partido bonaerense de San Nicolás, por la cercanía al fuego que está ubicado a unos dos kilómetros al interior de la isla, con unos 100 metros de frente de columna de humo.

«Para trabajar sobre el fuego hay que conocer el terreno, tener equipamiento y conocimientos necesarios, porque de lo contrario se corre peligro», indicaron a Télam desde la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos y, además, pidieron no acercarse a la zona de incendio.

En el lugar trabajan efectivos de Defensa Civil de Entre Ríos y de Buenos Aires, del Plan de Manejo del Fuego de Entre Ríos, del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, de Protección Civil de Buenos Aires y de la Policía Federal, más un helicóptero de la Policía bonaerense.

También participan brigadistas de las direcciones de Prevención Delitos Rurales y de Inteligencia de la Policía de Entre Ríos, de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Victoria y de la Brigada de Atención y Prevención de Emergencias de la Secretaría de Protección Civil de Santa Fe.

Según informaron, las labores se realizan por vía terrestre y acuática y no se observan viviendas comprometidas hasta el momento.

Además, señalaron que «más allá de que sean incendios intencionales o naturales, hay condiciones que favorecen la propagación del fuego», como la sequía, la escasez de lluvias y la bajante del Río Paraná que afecta a la región.

«Las causas son antrópicas y es muy difícil determinar cómo se generó, porque para eso hay que estar en el lugar del incendio, y cuando se detecta un punto de calor ya hay una columna de humo y el fuego lleva un tiempo allí», comentaron las fuentes a Télam.