El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que «hay una actitud de una parte del empresariado que es realmente incomprensible» en relación al aumento de los precios y planteó que durante la pandemia de coronavirus algunos sectores «tuvieron ganancias muy importantes».

Sobre el incremento de los precios, especialmente en el rubro alimenticio, el jefe de Estado criticó el accionar de una parte de los empresarios, al plantear que el diálogo con sus representantes no está generando resultados: «Yo lo digo una, dos, tres veces, pero es como que la prédica cae en saco roto y se hacen los distraídos».

En declaraciones a Radio 10, Fernández contó que durante las charlas con los empresarios «la mejor solución que me ofrecen es que el Estado cobre menos impuestos».

El Presidente pidió a los representantes empresariales que «vean los resultados económicos, los balances, de las industrias alimenticias» porque «algunos que perdieron con (Mauricio) Macri, ganaron y ganaron mucho en plena pandemia».

Y en este sentido, Fernández precisó: «Las ganancias que tuvieron en el primer trimestre (de 2021) fueron muy importantes y cuando uno habla de la distribución del ingreso es justamente eso, que las ganancias no sean solo para unos pocos y que se repartan mejor».

Respecto a los programas sociales como Tarjeta Alimentar o Casa Propia y el impacto de las subas de precios en alimentos y materiales de la construcción, el mandatario señaló: «Esto no se puede transformar en la oportunidad para unos pocos y que ganen cifras siderales aumentando los productos».

«El Estado hace un enorme esfuerzo para apoyar que la gente pueda comprar su terrenito y construir su casa propia, y así también movilizar el mercado de la construcción, pero esto no se puede transformar en la oportunidad de los que venden materiales y aumentar el precio del cemento», sentenció Fernández.

Y puntualmente sobre la Tarjeta Alimentar, el Presidente añadió: «No es posible que el dinero que se otorga a los sectores más desposeídos para que puedan acceder a una alimentación básica, termine convirtiéndose en un formidable negocio de unas empresas que terminan ganando sumas siderales».

Con relación a la Ley de Góndolas, el jefe de Estado aseguró que en su implementación habrá que «ser muy estrictos con el cumplimiento» porque es «una gran oportunidad que tienen las pymes» para colocar sus productos que cuestan menos que los de las primeras marcas.

En otro tramo de la entrevista, Fernández afirmó que en algunas áreas del sistema productivo “se está aplicando la Ley de Abastecimiento” y detalló que ya se visitaron «frigoríficos, por ejemplo», a los que se pusieron multas y, en algunos casos, hasta se aplicaron «cierres».