A fin de mes vence la guarda y custodia que el complejo urbanístico tiene sobre las avenidas de los Lagos y del Golf.

Autoridades municipales convocaron a una audiencia pública en el Teatro Pepe Soriano de Benavídez para evaluar la apertura del camino troncal de Nordelta, entre otras alternativas de conectividad vial en la zona. Esto se debe a que la prórroga otorgada el año pasado al complejo de barrios privados de la guarda y custodia de las avenidas denominadas de los Lagos y del Golf, que restringe la circulación pública por ambas, vence el próximo 31 de diciembre.

Luego de la audiencia de carácter no vinculante, el secretario de Gobierno y de Protección Ciudadana, Mario Zamora, expresó: «El objetivo fue analizar principalmente la conectividad vial y social del Municipio en un área con grandes problemas de barreras arquitectónicas».

«Observamos que muchos vecinos están inhabilitados para acceder a servicios básicos, como el transporte, lo cual impide el adecuado acercamiento a la salud o lugares de trabajo. Además, los que tienen la posibilidad de tener vehículos gastan el tiempo en calles estancadas, provocando un incremento mayor en la emisión de carbono que incide de forma directa al cambio climático», agregó el funcionario.

«Para esta gestión municipal, resulta central que Tigre alcance un nuevo umbral de desarrollo urbanístico con mayor infraestructura de agua y cloacas, además de resolver la movilidad como tema social y político. Hubo un intercambio valioso en la audiencia con los vecinos, empresas y desarrolladores, quienes nos han nutrido para poder tomar decisiones a la hora de diseñar las políticas públicas», concluyó Zamora.

Durante el encuentro, se dio lugar a las exposiciones de vecinos y vecinas, desarrolladores inmobiliarios, profesionales especializados y representantes de Nordelta S.A. y Asociación Vecinal Nordelta (AVN), quienes presentaron sus argumentos en torno a la problemática del tránsito en la zona y plantearon nuevas propuestas.

Desde la AVN se reclamó la continuidad de la guarda y custodia de las avenidas, al argumentar que por motivos de seguridad es necesario continuar registrando a quienes ingresan al complejo de barrios privados.

Como la audiencia fue no vinculante, a partir de las distintas posturas presentadas, serán las autoridades municipales las que deberán decidir antes de fin de años sobre la apertura irrestricta o no del neurálgico camino.