El secretario de Articulación del Ministerio de Seguridad nacional, Gabriel Fuks, aseguró hoy que la circulación nocturna disminuyó más de 56 por ciento debido a las restricciones decretadas para mitigar los efectos de la segunda ola de contagios de coronavirus y consideró necesario poner énfasis en los controles diurnos previstos para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y los municipios del Conurbano.

En diálogo con El Destape Radio, Fuks dijo que el formato de trabajo «va a variar más a partir de hoy hacia el interior de las ciudades y localidades, porque es donde mayor déficit hubo en semanas anteriores».

«El tema es la circulación económica, los aforos en el interior de los restaurantes, el formato en atención de los comercios; en eso es muy claro el nuevo DNU», añadió el funcionario, quien destacó que «hay un acuerdo muy firme con la ciudad de buenos Aires y con los distritos del Conurbano para que se cumpla mucho más firmemente».

Fuks explicó que «el gran problema de la circulación del virus es que se cumpla bien el DNU. Desde hace dos semanas se atacó la nocturnidad y ahora hay que atacar el día de una manera distinta».

«Durante el día a la ciudad entran desde más de treinta distritos del Conurbano, nos mezclamos todos ahí adentro y por la tarde se desmezcla y se vuelven a su distrito. Si hay un momento de circulación del virus está vinculado a este tipo de cuestiones», dijo el secretario.

El funcionario agregó que espera que a partir de ahora las distintas agencias de control empleen una lógica «mucho más firme» y que de ser necesario lleguen a «advertencias y clausuras» a quienes no cumplan con las medidas del DNU, entre ellas que los comercios atiendan puertas afuera y que los restaurantes solo atiendan en la vereda.

Sobre las restricciones de circulación, Fuks dijo que la aspiración es lograr una reducción de entre el «65, 70 por ciento».

En otra entrevista con Radio Nacional, el funcionario mencionó que también se dedicarán al control «en el nodo que va de transporte de colectivo al subterráneo» y serán medidas complementarias con «mucha más firmeza» de lo que se venía haciendo.

Fuks recordó que «de las fuerzas federales hay cinco mil efectivos» destinados al cumplimiento de las restricciones, ya que «había cuatro mil y mil más sumó el Presidente (Alberto Fernández) hace tres semanas», quienes «están trabajando de forma directa con los intendentes, con las agencias locales y con la Policía bonaerense en 31 distritos».

«En la ciudad de Buenos Aires, las fuerzas federales están en los accesos, ya que el control lo hace la Policía local y las agencias de la ciudad», agregó el secretario de Articulación.