El organismo realizó una serie de fiscalizaciones para combatir la evasión en el Impuesto inmobiliario.

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó más de 10 millones de metros cuadrados construidos sin declarar en inmuebles de lujo ubicados en distintos puntos del territorio bonaerense, durante una serie de fiscalizaciones realizadas en sectores de altos ingresos para combatir la evasión en el Impuesto Inmobiliario.

En un comunicado, el director de ARBA, Cristian Girard, detalló: «Esa cifra corresponde al conjunto de operativos que realizamos en los últimos dos años, a través de herramientas de fiscalización satelital y controles presenciales enfocados en segmentos de alta capacidad contributiva».

«Producto de estas acciones de ARBA sobre edificaciones de lujo situadas en countries, barrios cerrados y otras urbanizaciones abiertas de toda la Provincia, pudimos recuperar más de 1.200 millones de pesos de recaudación, que antes se evadían en el Impuesto Inmobiliario», resaltó el funcionario.

En este contexto, Girard hizo hincapié: «Estamos hablando de mucho dinero y de una situación que es muy injusta, porque si bien no todas las personas que viven en estos barrios son ricas, sí tienen un pasar económico que es muy superior al promedio de la gente que vive en el Conurbano y otras zonas de la provincia de Buenos Aires».

«Para nuestro gobierno, es fundamental reparar estas situaciones de injusticia fiscal. Por eso, desde que asumió Axel Kicillof como gobernador, intensificamos la fiscalización en todos los sectores de mayores ingresos, alta concentración y grandes jugadores de la economía, para atacar la evasión con fuerza, pero empezando por los que más tienen», agregó el titular de ARBA.

Las fiscalizaciones catastrales del organismo abarcaron construcciones en countries, zonas residenciales, predios en altura y otras viviendas lujosas ubicadas en los lugares más exclusivos de todo el territorio provincial.