si

Ahora sí los tres prófugos fueron detenidos. Esta mañana, el vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini, confirmó que fueron recapturados Christian Lanatta y Victor Schilacci, quienes se sumaron en esa condición a Martín Lanatta, quien fuera apresado el sábado último.

«Los dos prófugos están detenidos. Los han detenido las Tropas de Operaciones Especiales de la Policía de Santa Fe», dijo el funcionario en declaraciones a Radio Del Plata y detalló que el operativo se realizó en una arrocera de Cayastá, ubicada en las proximidades del lugar donde había caído el primer prófugo.

Además, Fascendini rechazó las versiones que tratan de ligar al gobierno santafesino con la difusión de la información falsa que provocó el papelón del sábado pasado, cuando la administración nacional anunció que los tres delincuentes habían sido detenidos, una situación que se tuvo que desmentir a las horas. «La Provincia de Santa Fe demostró estar siempre dispuesta a colaborar, comprometida con este asunto», declaró el funcionario.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el juez federal Sergio Torres ya recibió la confirmación sobre la identidad de los dos detenidos y prepara para las próximas horas el traslado de los mismos a su despacho en los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteños de Retiro, donde serán notificados sobre las actuaciones.

Al igual que el otro detenido, Christian Lanatta y Víctor Schilacci serán llevados de inmediato al penal de Ezeiza, donde serán sometidos a una revisación médica para saber si están en condiciones de declarar.

A 15 días de la fuga del penal de General Alvear, los dos evadidos fueron recapturados esta mañana en proximidades de una arrocera de Cayastá, a pocos metros del lugar donde el sábado había sido detenido el primero.

La vicepresidenta comunal de Cayastá, Verónica Devia, confirmó que el operativo se llevó a cabo en el predio del molino arrocero Spalletti, situado en esa localidad del centro – norte de Santa Fe, y remarcó que los evadidos fueron atraparon por agentes de la Policía provincial.

Si bien en un primer momento los fugitivos tomaron de rehén al encargado del establecimiento, finalmente se entregaron a los uniformados.