El intendente Julio Zamora supervisó un nuevo operativo de detección de casos sospechosos de covid-19, que se llevó a cabo en el barrio Carupá de Tigre Centro.

Al día de hoy, ya se llevan relevados más de 42 mil vecinos en 10 mil hogares y efectuados 814 hisopados. Además, se aplicaron 877 vacunas antigripales en estos procedimientos.

“Como cada semana, recordamos a los vecinos que es importante que tanto los casos sospechosos como quienes tuvieron contacto estrecho con personas con covid-19 estén aislados en sus hogares. Estamos en la etapa más dura de la pandemia, donde los casos suben constantemente y tenemos que estar muy atentos, con el Estado presente al lado de los vecinos, sobrellevando y administrando de la mejor manera posible la situación”, expresó el jefe comunal.

Presente en la actividad, el concejal Rodrigo Molinos señaló: “Desde el Concejo Deliberante acompañamos esta iniciativa, que en cierta forma busca también concientizar a los vecinos. La comunidad toma bien estas visitas porque ven la presencia del Estado. Creemos que es muy importante acompañar al vecino en un momento tan crítico que estamos atravesando desde lo sanitario, económico y social”.

En estos operativos, agentes de Salud y Desarrollo Social municipales recorren viviendas en busca de vecinos con síntomas compatibles con el virus. Y está presente el móvil sanitario, donde se realizan los hisopados de los casos sospechosos.