El intendente Julio Zamora supervisó las obras de asfalto que se están llevando a cabo en Benavídez y Troncos del Talar. En esta oportunidad, recorrió las tareas realizadas en las calles Mendoza y El Salvador de la primera localidad y Vieytes y Ozanam de la segunda.

«Estamos pendientes de las necesidades de cada uno de los barrios. Estas cuadras son la consecuencia de los pedidos recibidos de las reuniones realizadas en cada una de las ciudades. Es muy importante este trabajo de reciprocidad, es cogobernar y darle protagonismo a los vecinos para poder fijar cuáles son las prioridades», señaló el jefe comunal.

En Troncos, además de inspeccionar las tareas de las arterias Vieytes y Ozanam, el mandatario también verificó la limpieza que se está llevando adelante en el Canal Pacheco y sus alrededores.