urbana1

En el barrio San Luis de Nuevo Delta, el intendente Julio Zamora supervisó la construcción de la red de agua corriente que se realizan en conjunto el MUnicipio y la empresa estatal AySA, que beneficiará a más de 350 familias. En los próximos días, los trabajos se extenderán en los barrios Soeva y Parque Alegre.

«Recorrimos el barrio, charlando con los vecinos y viendo las obras de agua corriente», explicó el jefe comunal, quien remarcó que por no contar con ese servicio básico a esa zona todavía llega «el aguatero».

«El Municipio está comprometido con la infraestructura urbana, por eso, durante estos años más de 40 mil familias accedieron a redes de cloacas, agua corriente y gas; y nuestro compromiso es seguir trabajando para que todos los vecinos de Tigre tengan los servicios indispensables, porque tiene que ver con la calidad de vida y la salud de la población», agregó el mandatario.

Además, Zamora aprovechó la ocasión para criticar al gobierno provincial: «Estos años fueron años de abandono y falta de gestión». Y puntualizó: «Hemos sufrido inundaciones por falta de compromiso, vinculado al saneamiento de los arroyos Las Tunas, Darragueira y Bibiloni; así como en el arroyo Lola, en Benavídez, con consecuencias para los vecinos de El Arco, La Mascota, El Progreso, Parque San Lorenzo. Y eso hizo que nosotros pongamos la cara y hagamos obras de mitigación, pero con eso no alcanza».

«Necesitamos un gobierno provincial que se ponga al frente de este reclamo. Por eso tomamos la decisión de integrar el Comité de la Cuenca Baja y tener como bandera el saneamiento del Río Reconquista, porque entendemos que tener los ríos en condiciones y sin contaminación tiene que ver con mejorar la calidad de vida de los vecinos que viven cerca de los arroyos; y para eso tenemos que trabajar en conjunto los gobiernos nacional, provincial y municipal», detalló el jefe comunal.