Compartir en:

En el marco de la nueva senda aeróbica “Aires del Prado”, en la localidad de Benavídez, el intendente Julio Zamora volvió a reafirmar su candidatura para los próximos comicios, a pesar del pedido de Sergio Massa a las autoridades nacionales del PJ para que la postulante local sea su esposa Malena Galmarini, en el marco de las negociaciones que mantienen para conformar un frente electoral. Al respecto, el jefe comunal aclaró: “No vamos a permitir que tomen a Tigre como un botín de guerra”.

Consultado sobre el cónclave de esta tarde entre representantes del PJ y el Frente Renovador para sellar la coalición opositora, Zamora expresó: “Me parece bien que se incorporen otros espacios políticos. Nosotros venimos trabajando en la unidad desde hace un año y medio y seguiremos por este camino para llevarle dignidad a nuestra comunidad”.

Sin embargo, el intendente reclamó: “Han querido impugnar mi candidatura, pero eso es antidemocrático y no tiene nada que ver con lo que estamos construyendo. Apelo a las autoridades del PJ para que haya elecciones limpias y transparentes”.

De esta manera, tal como había propuesto en un comunicado difundido esta mañana, Zamora reafirmó que espera que sean las PASO las que terminen definiendo al candidato a intendente de Tigre por el frente opositor al macrismo que se terminaría de definir mañana.

Estuvieron presentes respaldando al jefe comunal los concejales Rodrigo Molinos, Gisela Zamora, Luis Samyn Ducó, Daniel Gambino y Sebastián Schafer; y los secretarios Fernando Lauría (General y de Economía), Pedro Hayde (Obras y Servicios Públicos), Fernando Abramzon (Salud), Roxana López (Desarrollo Social y Políticas de Inclusión) y Emiliano Mansilla (Participación y Relaciones con la Comunidad); entre otras autoridades.