El intendente Julio Zamora recorrió distintas obras que se encuentran en ejecución con financiamiento municipal. Los trabajos incluyen la construcción de veredas, el entubamiento de zanjas, la extensión de la red de gas y el cambio de luminarias.

En Benavídez, el jefe comunal inspeccionó obras hidráulicas de colocación de caños de 800 milímetros de diámetro sobre una extensión de 400 metros en Corsini, entre Albarellos y Neuquén, para mejorar el drenaje del agua en una zona que se anega en días de lluvias intensas. Luego, examinó la construcción de 400 metros de veredas, en Gorriti y Rivarola del barrio El Arco. Posteriormente, supervisó tareas que ejecuta una cooperativa en las cercanías de la Secundaria 21, en Jujuy y San Martín.

«Estamos recorriendo sectores donde el Municipio facilitará la movilidad de los vecinos con nuevas veredas, realizadas con fondos municipales. También estuvimos en el centro comercial de El Arco, que cada día crece más, y que necesita de la obra pública para acompañar el impulso», destacó Zamora y añadió: «Sobre calle Corsini estamos cambiando los diámetros de los caños para que fluya mejor el agua y así evitar los anegamientos».

Posteriormente, el jefe comunal se trasladó a Las Tunas, donde inspeccionó la continuación de trabajos que realiza el Municipio para la extensión de la red de gas, en San Isidro y Azurduy. Una vez finalizadas las tareas, se beneficiarán más de mil familias.

En General Pacheco, Zamora monitoreó la construcción de veredas en Zapiola y Chile, frentes de las escuelas Especial 502 y Primaria 50. Allí, el intendente dialogó con vecinos.

Finalmente, el jefe comunal se dirigió hacia Pringles y Azul, en Troncos del Talar, donde se cambiaron luminarias bajas por led. Los trabajos contemplan un total de 25 cuadras.

«La importancia de estos trabajos y obras es que llegan a la puerta del vecino. Nuestro fin es seguir construyendo una ciudad accesible para todas y todos los tigrenses», concluyó el intendente.